lunes, 13 de septiembre de 2010

SOMOS MUCHO MÁS QUE CINCO!

LA DIGNIDAD DE UN GRAN EQUIPO
La selección de basquet se coronó quinta en el Mundial de Turquía 2010 con sólo dos derrotas en nueve partidos (ante Serbia y Lituania). Además obtuvo este quinto lugar en el certamen ganándole 86 a 81 a España, el campeón saliente que dejó el título ahora en manos de la selección de USA. Estados Unidos que venció en la final al anfitrión Turquía por 81 a 64 y volvió a la cima del básquetbol mundial.
Pero nuestros héroes han demostrado que la generación dorada tiene todavía muchas cosas para dar y que no son sólo un puñado de jugadores detrás de un nombre. Sino que muy lejos de esto la selección argentina ha hecho un gran papel en este mundial, sin la máxima figura del básquet nacional Manu Ginóbili y sin Nocioni otra de las estrellas de la selección que participa de la NBA.
Luis Scola se consagró como el máximo anotador del Mundial de Turquía. Es la primera vez que un argentino se queda con esa marca, los 244 puntos totales son además lo máximo que un jugador argentino ha logrado en un Mundial. También fue elegido para los cincos mejores del equipo ideal que dio a conocer la organización del torneo, el mismo está integrado por Milos Teodosic (Serbia), Hedo Turkoglu (Turquía), Kevin Durand (Estados Unidos), Linas Kleiza (Lituania) y Luis Scola (Argentina).

Los integrantes de esta selección, bajo la direccion técnica de Sergio "Oveja" Hernández, han logrado mucho más que un lugar cerquita del podio, han logrado que nos ilusionemos seriamente de cara a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Porque queremos ganar pero más queremos ganar con ustedes. Porque ustedes son nuestros campeones de la dignidad.
Y hay cosas que nunca vamos a olvidar. Gracias.

9 comentarios:

6to grande dijo...

Hola mujer!
Muy bueno lo de los muchachos del Basquet, se hizo lo mejor que se pudo con un plantel tan corto..

Con respecto al Globo, a mi me gustó el partido del sabado y lo banco al Chulo, nose que pensas vos y me gustaria saberlo.. Para mi, se jugo bien y estuvimos muy cerca de ganarlo, aunque no tuvimos inteligencia para mantenerlo..


Nos estamos hablando mujer,
cuidate
besoo

mujerdeole dijo...

&to grande, sí casi una hazaña que hay que reconocer.
Con respecto al partido con Bafield, yo también lo banco al Chulo aunque no me gustó como jugó el equipo, me gustó el Roly Zarate, que fue la gran figura y Huracán no merecía perder ese partido por todo lo que metió el Roly. Y aunque es ierto que estuvimos cerca de ganarlo, también de perderlo.
Pero a mí el equipo que sale a la cancha me gusta, aunque después veo que se cometen errores muy tontos y por momentos se regalan espacios siendo que el mediocampo puede estar bien cubierto y con tipos de gran calidad como Matute y Montiglio. Igual se va de a poco armando el equipo medio de memoria, me gusta eso.

Un beso

Curiyú dijo...

Un equipo, un equipo con todas las letras, y las cosas en "comunidad" sean victoria o derrota, usted sabe, tienen otro sabor.
Abrazo.

NINA dijo...

Admiro a esta Selección como admiro a cada deportista en particular; esos, a veces desconocidos de nombre, que le ponen todo el corazón y la garra para llevar al podio a la bandera argentina.
Los deportistas argentinos son de lujo.

Matías dijo...

Scola debería ser el MVP del torneo. El no llegar a la final lo condicionó para ser elegido. La verdad estoy orgulloso de estos jugadores, que demostraron que se la bancan ante todo y todos, que no importan los millones que puedan ganar en sus clubes, que la celeste y blanca vale más. Abrazo!

mujerdeole dijo...

Curiyú, como dice el maestro Dolina: "... más vale la derrota con los amigos, que la victoria con los indeseables."

Nina, sí señor, un lujo, ahora vamos por la Copa Davis!

Matías, estos jugadores nos dieron una gran lección de dignidad y se merecen todo nuestro reconocimiento y gratitud.

Un beso amigos

Super Riquelme dijo...

De acuerdo con todo, naturalmente. Estamos en la pendiente descendente de estos jugadores y, por consiguiente, de este equipo. Pero como vos decis, no hay que olvidar. Estos tipos son modelos de deportistas, de caballeros, de buenos ganadores y buenos perdedores. Y juegan con el espiritu amateur con el que se formaron en la Liga Nacional. Porque todos, TODOS EH, se formaron aca en casa, no en la Masia del Barcelona.
Un beso mujer!

mujerdeole dijo...

Súper, siempre me identifico con aquellos equipos que no se entregan fácilmente. Y los argentinos tenemos esa característica, por eso no le perdono a Maradona el 4 a 0 con Alemania, no por los goles ni el perder, sino por no pelearla, tan justo él.
Pero esta generación dorada nos hace siempre esperar con esperanza.
Un abrazo

Roedor dijo...

La verdad es que los muchachos hicieron un papel más que digno. En mi opinión no pesa tanto "la celeste y blanca" sino el orgullo profesional por superar obstáculos y llegar lo más lejos posible.

Como dicen por ahí, esta generación está en pendiente en cuanto a rendimiento, quizás el último coletazo lo veamos en Londres 2012 (o en el preolímpico de Mar del Plata el año que viene, en realidad, no hay que anticiparse), donde suponemos que Manu estará entre los 12. Manu no es el Manu de antes, como no son ni serán los de antes Fabricio, Chapu, Prigioni y unos cuantos más. Delfino y Scola son más "jóvenes" y están más enteros. Lamentablemente, y esto hay que asumirlo desde ahora y no crearse falsas expectativas como hizo el Trompetín (diría la MY), y pensar que esto sigue por toda la eternidad: no es así. Vamos a tener que acostumbrarnos que por unos cuantos años cuando se baje la mayoría de esta generación, Argentina no va a llegar a lugares preponderantes ni en mundiales ni en olímpicos.

Será función de los dirigentes ir preparando el campo para dentro de 10 años y poder tener una buena base. Hoy los chicos se van por 2 mangos a España (que siempre serán más que acá) y dejan de formarse en la Liga Nacional, como se hacía antes en un momento. No es lo mismo llevar a un pichón y desarrollarlo allá que foguearlo en un clima un tanto más hostil, menos brillante pero más formativo para todos los jugadores.

Hoy por hoy tenemos que estar más que conformes por lo que hicieron estos tipos. Ese quinto puesto arrasando a dos potencias como Rusia y hasta al último campeón, estuvo muy bien para cerrar el ciclo.