lunes, 14 de junio de 2010

LA SELECCIÓN ME GUSTA MÁS ASÍ.

A JUAN PABLO VARSKY, QUE ESCRIBIÓ UNA MUY BUENA NOTA EN LA NACION.
Y A MUJER DE OLÉ TAMBIÉN.

Se lo dije a Juan Pablo cuando nos cruzamos en el IBC, International Broadcast Centre, de Johannesburgo. Y se los digo a ustedes compartiendo fragmentos de esa muy buena nota de ayer en La Nacion. La verdad esta vez JPV estuvo muy bien y la cosa le salió redondita, como a Messi, pero con gol y en cancha llena.
El resultado fue el mismo que en el Centenario y en Munich. Uno a cero. Pero en el juego hubo diferencias. Aquel equipo, con Otamendi y sin Tevez, se defendió bien a costa de atacar mal. Este equipo, con Tevez y sin Otamendi, creó once situaciones de gol y sufrió la falta de contundencia, una virtud imprescindible. También cambiaron los rivales y el contexto. Con la clasificación al Mundial en peligro, Maradona eligió ser conservador. Aplicó la misma receta en el primer amistoso importante del año. Y en el estreno sudafricano, buscó otro camino. Una apuesta más jugada que también tuvo en cuenta al limitado adversario. Nigeria invitaba a asumir riesgos. Seguramente, Corea, ordenado, dinámico y mejor equipo, planteará otras dificultades.
Pero algo cambió. No es lo mismo esperar el error del rival que intentar provocarlo. No es lo mismo el juego directo con pelotazos que la elaboración desde el toque. Y no será lo mismo Corea que Nigeria, por supuesto. En el fútbol, y mucho más en un Mundial, no se pueden sacar conclusiones definitivas de un episodio particular. Lo que sirve para un partido puede descartarse para el otro. A pesar de su clara supremacía, la Argentina nunca pudo descansar en el juego. La mínima ventaja lo obligó a un gran esfuerzo físico en la segunda mitad. Y en un partido de resultado incierto, los detalles terminan influyendo decisivamente en la trama. Generar once situaciones es una buena noticia. Concretar solamente una, un llamado de atención.
En el arranque, la Argentina sorprendió con un original 4-2-3-1, inédito en el ciclo Maradona... Tras un susto inicial, el seleccionado impuso condiciones y lo reflejó en el resultado con una pieza de laboratorio. Heinze arrancó fuera del área y picó, sin marca, al punto del penal. Ahí le puso la pelota Verón, con justeza. Samuel hizo una cortina-foul de básquetbol y le liberó el camino al Gringo, que le rindió un tributo a Passarella con su cabezazo. La buena ejecución de los intérpretes, con la ayuda de una defensa ingenua, plasmó en la cancha el ensayo en los entrenamientos. El gol prematuro reforzó la confianza.
Solamente Jonás Gutiérrez padeció el primer tiempo... El flanco derecho argentino no tenía ni un lateral ni un mediocampista puros. Y el rival contaba con un extremo izquierdo picante. No sólo se trata de las propias debilidades sino también de los recursos ajenos para explotarlas...
Desde los 15 del segundo tiempo, el partido le fue mandando mensajes al entrenador. El equipo no remataba el duelo, perdía presencia e intensidad en la mitad de la cancha y se retrasaba peligrosamente. El flojo rendimiento y la condicionante tarjeta amarilla sugerían el reemplazo de Jonás en el entretiempo. Maradona eligió protegerlo con la presencia en la zona de Verón, armando un 4-3-1-2 con rombo en el medio...
Hubo flojos rendimientos que no dependieron del esquema y sí de comportamientos individuales. Di María se asoció un par de veces con Messi pero no le alcanzó para redondear un buen partido. Sintió el debut mundialista y no jugó tan abierto como lo hace en Benfica. Demichelis estuvo lento y dubitativo. Cometió faltas evitables cuando cruzó hacia su derecha. A su embarullado despliegue, Carlos Tevez le agregó criterio para pasar la pelota en campo rival. En el primer tiempo, puso a Higuaín mano a mano con Enyeama, en lo que debió haber sido el segundo gol. En el cuarto de hora final, liberó a Messi del compromiso defensivo y se paró cerca de Mascherano para "hacerle sombra" a Haruna, el organizador nigeriano. Hablando del capitán, pasó inadvertido en el primer tiempo. El equipo no lo necesitó para recuperar la pelota. Se encargó de darle ese pase rasante de 10 o 15 metros a Messi. Sobre el final, sí se hizo ver con un par de quites marca registrada.
Corea propondrá otros desafíos. Seguramente, sus rápidas transiciones defensa-ataque y ataque-defensa llevarán a otro esquema y a otros futbolistas. Los ajustes son necesarios. Este equipo puede atacar bien sin la consecuencia de defenderse mal. En la última media hora, se notó la falta de ritmo, la contracara de la sensata decisión de no competir antes del debut. ¿Y Messi? Fue el mejor de todos. Embarcado en su misión de ser leyenda, se debía un partido así en la selección. Le mandó un mensaje al mundo con una actuación espectacular. Se sacó un peso de encima y ahora estará mucho más tranquilo. Hizo la diferencia en los últimos 30 metros con su repertorio de gambetas, amagues y frenos. Convirtió en figura a Enyeama, que le sacó dos pelotas de los ángulos. Sólo en la última chance se le puede reprochar la definición, un tiro al muñeco. Reflejo de su madurez, no quiso hacer siempre la jugada mágica. Cuando se tiró atrás, fue simple y resolvió a un toque, apoyándose en Mascherano y en Verón. La distancia con su versión Barcelona fue muy corta: el gol. El armado del equipo lo benefició. Se sintió mejor acompañado, con más opciones en el menú. Sus intérpretes no brillaron, pero lo ayudaron a componer su partidazo.
1 a 0 en Ellis Park. Como en el Centenario y como en Munich.
El resultado fue el mismo. La idea no. Me gusta más así. "
.
Nos gusta más así, no?

10 comentarios:

Santiago Segura dijo...

Entré a dar el equipo antes de que empiece el Mundial, y ahora te veo allá y hasta diría que te odio y te envidio mucho!!!

No quiero hacerme el canchero, pero los que planté yo fueron -2 de 3- los arreglos que hizo el Diego en el 2T:

Santiago Segura dijo...
Romero
Burdisso - Demichelis - Samuel - C. Rodríguez
M. Rodríguez - Mascherano - Di María
Messi
Higuaín - Milito


Y ahora reafirmo lo dicho antes: Tévez y Verón al cobán para el 2T.

Pasala super y pensá que somos millones que querríamos estar en tu lugar... a Brasil vamos todos!

Pulgarcito soñador dijo...

Buenísimo. Ahora si me quedo tranquilo. Creo que vi ese partido, y si tuviese la capacidad, hubiese dicho las mismas palabras que Juan Pable. Excelente cobertura la suya, Mujer. Y se lo digo, sus admiradores nos merecemos un programita en T y C. Es más, ya veo como nos armamos un grupo en feisbuk. Un abrazo totas.

Darío dijo...

Messi fue el mejor, sin duda. Y me alegra por el pibe.
Ojalá Tevez empiece a romperla como hace en el City también.

NINA dijo...

Señora usted no se priva de nada!

Acompaño la moción del Pulgar: programa de TV y feisbu.

Baci

Vito Amalfitano dijo...

Karina, a propósito de lo que conversamos en la cancha después del debut de Argentina, te obsequio en exclusiva para tu blog esta columna que mañana saldrá en la edición impresa del diario La Capital de Mar del Plata y también en el blog Pasala que tengo en la página web del diario. beso, saludos, Vito Amalfitano



Hinchadas Argentinas

por Vito Amalfitano
……………………..


Desde Johannesburgo, Sudáfrica


“Si quieren pegar, péguenme, pero entradas no hay para nadie”, le dijo el presidente de San Lorenzo, Rafael Savino, a un grupo de “barra bravas” de su club que se acercó al hotel en el que los dirigentes de la AFA residen en Pretoria, cerca del campamento de la Selección Argentina de fútbol.
La actitud digna de Savino, que ahora Bilardo les haya dicho que no a otros “barras” no tapa que si se llegó a esta instancia es porque en muchas otras oportunidades estos personajes actuaron con la misma impunidad y consiguieron su cometido con éxito. No por parte de Savino, pero seguramente sí de Bilardo y de otros dirigentes que los conocen desde hace mucho tiempo. De hecho, y vale aclararlo una vez más, los “barras”, que se recuerde, viajaron a los mundiales desde el del 86, justamente, -“bancados” por cuerpos técnicos, dirigentes, clubes-, hasta hoy.
Pero lo que “choca” desde aquí, desde Johannesburgo y Pretoria, en Sudáfrica, es que los noticias que más se escuchan en Buenos Aires y Mar del Plata tienen que ver con los “barras” cuando, en realidad, son una ínfima parte de los argentinos que vinieron aquí por el Mundial.
Y también se entiende, aunque no se comprende por la falta de rigurosidad periodística, que algunos medios en Buenos Aires quieran hacer creer, sin prueba alguna, que algunos de estos “barras” son producto del “demonio K”, que viajaron “bancados” por el gobierno, lisa y llanamente, cuando, de ser así, no serviría para nada que fueran 200 o 300, y, que se sepa, en el 86, 90, 94, 98 y 2002 no gobernaban Néstor y Cristina Kircher. Y se notó.
Esto no quita que algún personaje, o algún “puntero” municipal, de diferentes vertientes políticas, no tengan que ver con esta cuestión, en consonancia con lo que hacen habitualmente algunos dirigentes de clubes.
Pero una vez más en este espacio vale poner blanco sobre negro y negro sobre blanco. Entre los pocos “barras” que llegaron hasta aquí y los vip ricos y famosos (Susana, Redrado, Sarkany, Giordano) más empresarios y argentinos de alto poder adquisitivo que incluso viajan partido por partido, hay una ancha franja mayoritaria, de miles y miles de argentinos de clase media que viajaron a Sudáfrica costeandose todo peso por peso y con los que nos encontramos diariamente. Argentinos que pudieron hacer el esfuerzo, que el país les permitió hacer ese esfuerzo, con sus trabajos y ahorros, y están aquí nomás. A la par de los brasileños y los mexicanos, que eran muchos más que los argentinos en los anteriores mundiales. Algo, evidentemente, ha cambiado.
Acá cada uno de nosotros se encuentra diariamente con conocidos de sus ciudades que llegaron hasta aquí costeándose absolutamente todo. Y, que se sepa, ninguno de ellos “bancado” por ningún “K”, aunque posiblemente esten agradecidos,-deberían estarlo-, al contexto que se los permitió.
Argentinos que no son “barras” ni “vips gente como uno”, que son muchísimos más que ellos y que pudieron llegar al Mundial para alentar a la Selección. Y estas también son Hinchadas Argentinas.

Luigi dijo...

Una vez mas, todas mis fichas a Danonino!!!!!

La candorosa dijo...

Me gusta más asíiiiiiiiiii!!!

Bien por la nota de J. P. Varsky!!
Y que decir ¿que estamos de acuerdo? oiga ¡¡no pida redundancias, quiere!!

La foto ¡¡una catarata de hermosura, mujer!! jaaaaaaaaaaaaaaaa

Y apoyando la moción: programa, faisbu y tuticuanti!!!

Abrazazos!

austerlitz50 dijo...

Pálpito con Corea. 4 a 2. Dos goles de Messi, uno de Verón si juega (El cuarto no sé. Puede ser un defensor)

Gra dijo...

Yo lo rrrebanco a Varsky, le dije no? aguante Mujer firme ahí, que queremos que nos cuente!
Un abrazo

bonito lunch dijo...

"Generar once situaciones es una buena noticia. Concretar solamente una, un llamado de atención".
varsky muchacho tontuelo:en el futbolsi haces un gol mas que el otro ganàs.
que toque de atención?