jueves, 13 de octubre de 2011

VENEZUELA 1 ARGENTINA 0, Y AHORA?

EL SELECCIONADO DE ALEJANDRO SABELLA PASÓ DE SER EL EQUIPO MADURO QUE TODOS ESPERÁBAMOS AL BOCHORNO NACIONAL EN POCAS HORAS. NI UNA NI OTRA.
La derrota histórica en Venezuela ha dejado secuelas, una ola de comentarios y encendió las alarmas acerca de la fragilidad del juego que propone la selección. Los que frecuentan este espacio saben que no soy resultadista ni lo quiero ser. Si bien el triunfo de la Argentina ante Chile fue contundente y entusiasmó a muchos, me animé a decir que algunos problemas de los últimos tiempos persistían y que el equipo lejos estaba de ser sólido. Lo que hizo bien fue aprovechar los errores de Chile, que fueron muchos, y contó con una tarde fenomenal de sus tridente ofensivo. No es que eso no sea importante, pero lejos está de ser un planteo serio de trabajo y de juego.
La falta de propuesta y de creación colectiva es una falencia que ya lleva varios años y conducciones en el equipo nacional. A mi entender no la tuvo con Maradona ni Batista, y el problema persiste ahora en la era Sabella que recien comienza. Es cierto que puede ser un poco pronta una crítica lapidaria, no quiero parecer injusta ni apresurada, pero cuando el error de planteo es conceptual no puede esperar demasiado nuestro rechazo o llamado de atención al menos, y digo nuestro incluyendo a todos los que nos gusta el buen fútbol.
Argentina jugó realmente muy mal en Caracas y las excusas del calor, la humedad y el cansancio no conforman en lo más mínimo. Creo que todos sabemos que en Venezuela hace calor y si los jugadores que poníamos en cancha (que además se dijo luego que estaba pesada) iban a estar cansados, debieron hacerse otros cambios, podrían haber ingresado Pastore o Palacio desde el comienzo del segundo tiempo por Di María que no hizo nada y no cuando faltaban pocos minutos para el final del encuentro. En el banco el entrenador tenía variantes que no fueron utilizadas inteligentemente, la excusa no puede venir luego del resultado adverso. Argentina hizo poco para jugar bien y ganar. Sabella sabe que no se puede ganar medio a cero, no existe eso en el fútbol. Y se puede ganar jugando mal, pero es más difícil y menos manejable. Quedó ahora el entrenador preso de sus palabras o ironías. Y se sigue desperdiciando el poderío de Messi si no se arma un equipo que lo ayude a jugar, que le de libertad para moverse pero que lo ayude creando jugadas colectivas donde él pueda marcar la diferencia con sus arranques de genialidad.
No tenemos un equipo a la altura de las grandes individualidades que la Argentina tiene y eso lo estamos pagando caro, coleccionando decepciones como en la Copa América y récords negativos como este primer triunfo de Venezuela.
No sabe a qué quiere jugar el seleccionado todavía, sólo tiene voluntad para luchar y atacar, pero no para hilvanar jugadas, crear volumen de juego y, sobre todo, para pensar. Pudo verse en los dos encuentros, en el triunfo y en la derrota, que al equipo le cuesta mucho la tenencia de pelota, y cuando la tuvo de a ratos y no apeló al vértigo, sucede algo que aburre a algunos relatores de turno que sólo esperan velocidad, marca y goles, sin importar cómo se llega al resultado. Los comentarios de Diego "el chavo" Fucks son realmente lamentables y faltos de toda coherencia, cambian de un tiempo a otro, así Rojo pasa de hacer una labor realmente importante a no tener una posición cierta en el equipo en cuestión de minutos.
Pero más allá de relatores y comentaristas, que es otra ciencia, lo importante es que en la selección faltan jugadores que piensen y ordenen el juego. Más aún cuando se está empezando a armar un equipo, cuando hay posiciones que no están claras, no hay la mayoría de las veces demasiado tiempo para trabajar las variantes, en este caso se deben tener algunos puntos bien claros. Y hay jugadores que facilitan la tarea. Mascherano, puede estar mejor o peor, pero es un jugador que piensa y que si tiene una posición clara y buena compañía puede ser un buen central como lo es en el Barcelona, Bolatti puede ser un buen compñaero para idear juego desde atrás si se forman dos buenos laterales, no sé quienes, Zavaleta, Pillud, Clemente, y seguramente haya otros. Pastore es un jugador que ordena un ataque y que tiene la particularidad de jugar tanto por el medio como por las puntas y más adelantado también y siempre que jugó con Messi algo bueno pasó, lamentablemente siempre fue por poco tiempo. Y desde luego, para mí hay un jugador imprescindible en este panorama complicado e incierto, al menos para las eliminatorias y es Juan Román Riquelme. La ausencia del 10 de Boca se hizo aún más notoria en Caracas, pero en el partido con Chile, esa carencia de conducción en el equipo fue disimulada por el resultado abultado. La falta de generación de juego, los errores defensivos y la extrema velocidad, sin pausa, sin poder tener control de la pelota estuvieron igual, sólo que no influyeron en el score.
Creo que si queremos ser serios no podemos seguir tirando jugadores en la cancha cual dados que se arrojan desde un cubilete, y ver si la fortuna estará o no de nuestro lado. Necesitamos definir la idea de juego, recuperar nuestra identidad, volver a ser protagonistas de los partidos más allá del resultado.
No sé si coinciden o no conmigo, pero estas eliminatorias son bastante beneficiosas para el equipo argentino, no está Brasil peleando por una plaza y hay la mitad de los partidos de local, Argentina debería sacar una buena diferencia de puntos aprovechando la localía, y luego afianzando su idea de juego puede tambien obtener buenos resultados en otras canchas.
Por todo esto, Román, volvé pronto. Porque por ahora nadie ocupa tu lugar, y Sabella lo sabe, aunque no lo diga.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema de la selección viene siendo la defensa, desde hace varios ciclos. Cualquier equipo que se encuentre con un tipo como Demichelis, con pelito planchado y preocupado por acomodarse la vinchita antes de por anticipar al delantero rival, es una invitación a ir al ataque y pasarle caminando por encima. Falta carácter atrás y no meter a alguien que no lo tiene como Riquelme. Que compromiso esperás si uno de los líderes es un renunciador serial a la selección? Armar una defensa sin grandes luces pero recia y atenta, con jugadores del medio local (Lisandro López, Etcheverría o Savia por dar ejemplos) y no las carretas que traemos de Europa. Arriba y en el medio tenemos de sobra, falta DEFENSA. Por lo menos asi lo veo yo, y no soy Nimo, eh?

El Joven llamado Cuervo dijo...

No era partido para Román? Estoy harto de caprichitos. Román, no convocado. Pastore, 5 minutos. Vamos a buscar un empate con Venezuela? Tristísimo, de mal en peor.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Coincido mayormente con el análisis, pero no me parece que gran parte de la solución pase por Riquelme. Encima el tipo no llega al mundial. Puede ser una opción, aunque preferiría poner a Pastore desde el primer minuto para darle rodaje y que se acostumbre a jugar con sus compañeros. El puesto de Pastore no es como el de Agüero, donde se puede entrar como "revulsivo" para cambiarle la cara al equipo.


Además de la elaboración de juego, el tema central es la defensa. Ahí sí que no se me ocurre ninguna solución, entre otras cosas porque no veo muchas opciones.
No debe ser casualidad que diversos técnicos hayan convocado siempre a los mismos. Tal vez no existan otros mucho mejores, aunque tampoco se les da una oportunidad a los jóvenes. Podría ser Mascherano de central, pero hay que equilibrar un poco la cuestión de la altura. Nosotros no somos el Barsa, que tiene la pelota más del 60%. Nuestros defensores hacen foules estúpidos y a Mascherano se lo van a G.... de parado en cualquier córner o tiro libre. Mascherano juega bien de central en Barsa, pero eso no quiere decir que lo haga bien en la selección. Eso sí, habría que probarlo.
Para mí los titulares "fijos", digamos, son: Romero, Pastore, Messi, Higuaín y Di María... al resto lo veo más difuso. Habría que ver Canteros, Bolatti... no lo sé.
La defensa para mí es una incógnita. Por suerte, la del sub 20 era buena. Capaz ocurre el milagro y se arma una buena estructura. Lo que sí: QUE PONGAN A LOS JUGADORES EN SUS PUESTOS NATURALES, ¿QUÉ ES ESO DE DI MARÍA DE DOBLE PIVOT???

Julián dijo...

Mujer: estoy de acuerdo en todo. Es así tal cual.
Creo que estas eliminatorias van a ser más complicadas todavía. Y yendo a otra cosa puntual es que me pregunto hasta cuándo vamos a valorar tanto a un jugador como Mascherano. Es un buen valor y punto, pero hay mejores. Usted nombró a Bolatti, a mí también me gusta Canteros y Olmedo.
Besos.

Ricardo dijo...

Los rendimientos individuales no me preocupan tanto, que para eso está el ojo del seleccionador, para ver quiénes están jugando bien y quienes no. Lo que me pareció preocupante, en ambos partidos, es que el equipo que paró Sabella en cancha no jugó a lo que la estructura marcaba ni tampoco, si vamos a cambiar de esquema de acuerdo al contrincante, lo que los equipos rivales marcaban como falencias.
Bien decís que a Chile le ganamos por errores de ellos y con Venezuela perdimos bien. Me preocupa eso, que Sabella fue el que se equivocó en ambos partidos al parar el equipo, al plantear el esquema y al elegir los nombres y momentos de los cambios.
Y no, yo tampoco creo que Riquelme sea ninguna especie de solución. Además, si el equipo juega para JRR, no juega para Messi.

Saludos preocupados.

Super Riquelme dijo...

Mujer, me ahorraste el trabajo de escribir lo que ya pensaba. (casi) nada para agregar. Conceptualmente, el tema no pasa por si juega X o Y. El error de Maradona, de Batista y de Sabella no pasa porquien juega (aunque en medio de un partido le pidamos que haga un cambio). Los defectos de esos tecnicos y de las selecciones recientes pasan no por los integrantes sino por una concepcion apocada de juego. Es ahi donde entra Roman (pero no Pastore, al menos para la funcion de organizador). Aunque, es cierto, el que mira al 2014 puede tener razones para el escepticismo. Lo que pasa es que algunos, como nosotros, queremos ver jugar bien a la seleccion aunque sea en un amistoso, aunque no lleguen al 2014... La clasficacion esta asegurada. Lo que esta en juego es la identidad.
Beso.

Luigi dijo...

Calma, Sabella solo quería tener "su primera vez".

Diegote tuvo la "primera vez que la seleccion se comió 6 goles" (con Bolivia) y ahora tenemos la "primera vez que la seleccion pierde con Venezuela"!

Roedor dijo...

La defensa es una desgracia y es un karma que arrastran varios entrenadores. Podes tener excusas la primera vez, la segunda, pero si te pusieron en ese lugar, en algun momento le tenes que encontrar la vuelta.

Argentina como seleccion de futbol tiene el mismo problema que Argentina como pais. Tenemos unas individualidades soberbias, pero los resultados colectivos a veces son decepcionantes.

En mi opinion, y pese a que amo a Riquelme, en la cancha hace falta a alguien que ordene el juego, no tiene porque ser el, pero tiene que haber alguien que pegue tres gritos y que sepa leer el juego propio, pero sobre todo el del rival. Ya paso hace mucho la epoca de los consejos tipo Coco Basile como "muchachos salgan a hacer la suya y rompanla". Hay que hacer scouting, la columna vertebral del equipo puede que quede inamovible, pero tenes que disponer de 3 o 4 posiciones "volantes" que ayuden a conseguir el objetivo de ganar un partido especifico, que de eso se trata el futbol. Ganas o no ganas. Ok, podes empatar, pero la meta es clasificar para el Mundial y si empatas todos los partidos te quedas fuera.

Argentina en futbol, en un escalon algo inferior al de Brasil en futbol o USA en basquet, puede pararte en la cancha dos y quizas tres equipos totalmente diferentes y pintarte la cara, en in-di-vi-dua-li-da-des. Lo que pasa es que un jugador solo puede ganar un partido pero no un torneo. Y ser el tecnico de un seleccionado, cualquiera que fuere, consiste en amalgamar a los mejores de todos para conseguir resultados. Esa es la tarea de Sabella, que ninguno de sus antecesores supo hacer.

Y me parece que vamos a seguir sufriendo.

Diógenes dijo...

Desde mi humilde entender.., creo que contra Bolivia debería ser Una Formación Mixta (locales y Extranjeros) entre los cuales obviamente debe estar Román para que con su estilo propio, organice y distribuya el juego en el mediocampo y así poder abastecer a los delanteros y generar potencia en llegadas y en el gol. Abrazo Futbolero

mujerdeole dijo...

A ver, a ver... Podría responder a todos en un único texto pero voy a intentar ir por cada uno de los puntos que ustedes destacaron, tal vez me repita.

Anónimo, está claro que el problema de la defensa no puede tomarse totalmente por separado del resto del equipo. En cuanto al carácter es tan subjetivo que puedo aceptar tu opinión, aunque no reconocerle carácter a Román es bastante audaz e insolente de tu parte. Yo quiero que todas las líneas tengan luces, si un equipo tiene la pelota también se defiende, no es necesario tener cuatro All Blacks en el fondo, esto es fútbol.

Joven, tú lo has dicho el planteo de Argentina fue tristísimo, así de simple.

Desocupado, como le dije a anónimo, me cuesta mucho pensar a la defensa separada del resto del equipo. Y no creo que el problema de Argentina sea sólo defensivo. Está claro que no somos ni seremos el Barcelona en 5 meses, pero algunos de los conceptos de ese equipo eran parte fundamental de nuestro fútbol. Al menos de los mejores equipos de nuestra historia. Defender es un arte pero cuando un equipo juega bien es porque la defensa sabe salir y sabe acoplarse al resto de las líneas y porque los volantes tienen la pelota y ayudan en el recupero de la pelota. Cada uno desde su posición y haciendo lo que sabe hacer. Sí coincido con vos en que hay que poner a los mejores jugadores pero en sus puestos naturales, en donde juegan mejor, por eso me cuesta pensar en que otro jugador que no sea Román use la 10.

Julián, yo también coincido con su análisis, el de su blog, y estoy un poco cansada también del culto a Masche, es la verdad, pero es cierto que como central bien rodeado funciona. Yo lo prefiero a Bolatti toda la vida, tiene mucho más juego y con Pastore arman un tándem bien interesante. Olmedo también me gusta.

Ricardo, sí a mí también me preocupan los planteos de Sabella, y pienso que no acertó en ninguno de los seis cambios, ni contra Chile ni contra la vinotinto, o bien por los nombres y, sobre todo por los tiempos. Yo sé que Ud no me va a dar la derecha con JRR, pero eso de que un equipo para Román no juega para Messi, mmmm..., sólo le nombro la Copa América 2007, a mi entender fue la selección donde mejor jugó Messi.

Súper, totalmente de acuerdo, y los tres lo demostraron en sus respectivos debuts, de entrada nomás dejaron una muestra de lo que pretenden hacer, y casi siempre el juego apocado, miedoso, mezquino, termina con poco. Pero ellos prefieren la lotería al jugarse por un plantel que toque bien, se divierta y a mediano plazo sea el equipo que Agentina merece por sus nombres propios. Román para mí es número puesto, sobre todo por la falta de tiempos, porque nadie ve el fútbol como él, pero creo que Pastore puede ser su reemplazante natural, rodeándolo bien, pero eso también llevará trabajo y tiempo, porque no son idénticos, pero comparten algunas cosas, sobre todo que la presión no les pesa y que se pueden poner un partido encima, sólo que el Flaco es muy pibe para eso, pero puede ir aprendiendo, más con Román al lado, Messi hace 4 años no era tampoco el Messi de hoy.

Luigi, y... viéndolo así, tiene derecho, no?

Roedor, como les decía a Desocupado y Anónimo, no creo que el problema del equipo sea sólo defensivo, para mí el mediocampo es clave y no menos preocupante.
Coincido con vos en que no necesariamente tenga que ser Román el ordenador (aunque yo quiero que sea él), pero sí está haciendo falta esa función, la de ese jugador que no sólo marque el juego con los pies y con la 10 de la camiseta sino que hable, que le diga a los otros con un par de gritos para dónde va la cosa, alguien que ordene y que mande.
Yo tambien creo y ojaláme equivoque, que lamentablemente vamos a seguir sufriendo.

Un abrazo a todos

mujerdeole dijo...

Y Diógenes, que así sea!
Beso y abrazo futboleros.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Ok, acuerdo con las objeciones. Tal vez no me expresé bien. Me parece muy cierto que defensa no puede separarse del medio campo y la delantera. Salvo el arquero, que es un caso aparte, las tres líneas deben estar bien coordinadas: el típico elástico que se contrae y se expande y etc.
Acuerdo que tirar nombres y más nombres sobre los cuales es imposible ponerse de acuerdo no aclara mucho. Depende de a qué querés jugar. No me disgusta acomodarse al rival, pero me parece que en este momento eso requiere hacerse en una segunda etapa. Al comienzo hay que definir un sistema y adecuarse al mismo, para que las individualidades estén mejor resguardadas en el esquema. A mí me iría una especie de 4 2 3 1 medio "realmadridístico". El doble cinco podría ser, no sé... doble cinco con juego tipo Bolatti, Canteros/Banega o algún otro y arriba Messi, Pastore, Di María e Higuaín. Romero al arco. Si querés Riquelme en lugar de Pastore en algún partido puntual, pero prefiero ir poniendo a Pastore.
Creo que con Romero y los 4 de arriba se puede hacer un equipo serio. Ser mejor que España o Alemania ya es otro paso un poco mayor, pero indudablemente con esos players se puede hacer un equipo que clasifique sin demasiados sustos.
Discusión bizantina: las eliminatorias son más o menos difíciles que le mundial. Yo diría que son distintas, y SON DIFÍCILES: por lo extra futbolístico: ansiedad del hincha, equipo que no termina de consolidarse, cambio de técnicos, desorganización, calor, altura, cancha en mal estado, etc.
Eso de poner o sacar jugadores sin tener en cuenta "para qué" y "cómo" se parece a armar una "chica ideal": el culo de, las tetas de tal, los ojos de cual, el pelo de... terminaría siendo una especie de Frankestein.

Anónimo dijo...

La defensa es parte del equipo, correcto, pero te doy vuelta el ejemplo, si tu delantera no le hace goles ni al arco iris, que pasa con el equipo? Si vos sabés que tus defensores pierden SIEMPRE en el mano a mano, e inclusive cuando están en superioridad dos a uno con el delantero, terminás jugando como hizo el pobre Sabella, tenés que jugar con cinco defensores, o como hicieron Basile, Maradona y Batista: pusieron tres volantes centrales además de los cuatro defensores. Mirá la diferencia que hizo Boca, el año pasado, como perdía con y sin Riquelme, hoy gana con y sin Riquelme, por tener una defensa sólida. Ok, no juega lindo, pero en una selección podés tener alternativas que no tiene falcioni en su plantel: si se te cae Pipita, lo llamás a Agüero, lo podés poner a Pastore o Di María o Sosa o Valeri etc, etc.

Anónimo dijo...

Me olvidé de una parte de tu respuesta.
No dije que Riquelme no tenga personalidad, sino que no puede tener ascendecia sobre un grupo un tipo que renunció a la selección, encima, mas de una vez. Me parece asombroso que haya gente que piense que después de eso deba ser convocado

Pablo Libre dijo...

Román está ocupado en cuestiones más importantes.
Román sabe que puede hacer a mucha más gente feliz con la azul y oro, por eso ya eligió, je.

Javier Trettel Buteler dijo...

Convoquen a Mario Bolatti, Matías Suárez y Franco Vázquez, y esta selección levanta vuelo. (no soy hincha de Belgrano eh) Eso sí, en la defensa, podemos llamar a Cosme Zaccanti y a Brusco y va a jugar mejor que ésta. No tenemos defensores.Tenemos mediocampistas brillantes, pero no engranan. Tenemos delanteros despampanantes, pero no la meten (bueno, el Pipa sí, y lo banco a muerte). Pasamos por Pekerman, el Coco, el Diego, el checho, Sabella...y no funca. ¿por qué no empezamos desde cero? ¿por qué no hacemos un proyecto de fútbol de verdad? Que mal le hizo al fútbol argentino (no sólo la selección) que nadie le de bola al Loco Bielsa. No hay un problema de táctica, estrategia o jugadores, hay un problema DE FONDO, y es el fútbol argentino. Igual, todos somos DT, ¿no? En fin, me colgué. Aguante el celeste.

Un punk ignorante dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://cordurainsana.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.