lunes, 10 de octubre de 2011

HURACÁN 1 - RIVER 2

IMÁGENES DE LA FIESTA EN EL PALACIO DUCÓ, MÁS ALLÁ DE LOS NÚMEROS, PORQUE COMO DICE UN AMIGO: LA PASIÓN NO SE NEGOCIA...


Fue un lindo partido, entretenido, con situaciones de ambos lados y con dos equipos que se enfrentaban, de igual a igual y tenían intenciones de ganar el encuentro. No saben qué lindo está el Palacio Ducó, pintura nueva en varios sectores y el cesped perfecto, como nunca antes. Todo estaba dado para una gran fiesta.

Se había anunciado en los días previos al partido que se le entregaría una distinción a Javier Pastore, ex jugador del Globo e ídolo eterno, por eso las camisetas 27 se multiplicaban por el estadio. Y ahí me fui yo con mi reciente adquisición, como verán en las fotos, la del Paris Saint Germain que viste el Flaco cada domingo y en la Champions League europea, obsequio de mi amigo Gabriel recién llegado de la capital francesa donde Pastore es Rey absoluto. Pero lamentablemente el pueblo quemero se quedó con las ganas de ver a su ídolo, no le fue permitido al jugador asistir a la cancha y se informó por el altavoz que la placa había sido entregada en la concentración del seleccionado en Ezeiza. Mal augurio para una fiesta que perdía una de sus máximas atracciones. Una pena, porque no lo vemos tampoco jugar en la selección, ya que Sabella no lo pone ni cuando vamos ganando por 4 a 1, prefiere a Jonás Gutierrez... pero es lo que hay.

Luego llegó el partido, que como todos saben ganó el equipo de Almeyda que recuperó la punta del torneo. Y lo ganó bien. Aunque me atrevo a decir que los dos equipos mostraron virtudes y falencias en el juego y que todavía están en formación. River si comete los errores que por momentos cometió ayer puede perder más de un partido, y Huracán si muestra la actitud del comienzo del encuentro y de algunos pasajes del segundo tiempo va a llevarse más gratificaciones que decepciones. Mostraron un gran desempeño en los millonarios Sánchez, Vella, Cirigliano y, sobre todo, Aguirre que anotó los dos tantos. Machín, a pesar de salir sobre el final de la primera etapa, fue el goleador y es siempre importante, junto a Battaglia que es el cerebro de cada ataque del Globo fueron lo más destacado del equipo de Cocca. Y dejo para el final un párrafo para nuestro DT, con quien acuerdo en cada palabra del análisis de la derrota, mostró mesura y racionalidad. “Creo que lo más justo hubiera sido empatarle a River ya que creamos varias situaciones en el segundo tiempo. Pero se nos hizo difícil. Es River, pero le jugamos de igual a igual y eso, para nosotros, es positivo” dijo el entrenador. “Nos pusimos en ventaja, pero en diez minutos nos dieron vuelta el partido y debimos remar para meternos de nuevo dentro del partido. Estamos hablando de River. Nada es fácil. Igual reconozco que nos falta fútbol y trabajo”, resumió. Y agregó también “Hay dos maneras de jugarle a un equipo así: meterse atrás o plantarse de igual a igual. Perdimos tres puntos pero, al jugarle de igual a igual, ganamos mucho en confianza. Estamos hace una semana y conseguimos un montón de cosas. Lo valoro, estamos por el buen camino”.
Que así sea.

5 comentarios:

Pipistrela dijo...

Claramente que la pasión no se negocia. Justo hoy mi mamá encontró una bolsa llenas de Olés y gráficos (y me acordé de vos!) que mi papá se ve que guardaba: el más viejo data del metro del 81, que ganó Boca y el más nuevo de la libertadores del 2001. 20 años de historia en una bolsa, fui la mujer (con reliquias bajo el brazo) más feliz del mundo. De ahí en adelante tengo los míos guardados...

Besos! Pipis.

bonito lunch dijo...

me gustó mas este partido que muchos de primera.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Qué calvario, Mujer. No entiendo. Es psicológico?

sildelsur dijo...

Solo veo futbol en los mundiales,y solo Argentina,y solo si gana.
Un desastre dirias...y si.
Y que hago aca?
Admiro a las mujeres que rompren con los prejucios!
Tratare de leer con amor a ver si entiendo algo...jajaja!
besos!!!!

Julián dijo...

Bien por Cocca, creo que Huracán mereció el empate. Igual, me parece que River saca diferencia por los jugadores que tiene. Sin demostrar grandes superioridades (salvo con Atlanta), se impone tarde o temprano.
La verdad, ¿A Pastore ni siquiera lo dejan ir al Ducó? Ni ahí se puede meter!
Salutes, Mujer.