jueves, 3 de marzo de 2011

SIEMPRE LO ELIJO A ROMÁN

"Yo puedo escalar los Andes sólo
por ir a contar tus lunares
contigo celebro y sufro todo
mis alegrias y mis males ...
... Sabes que estoy a tus pies"
.

Hay un lugar común sobre cierta práctica femenina respecto de las relaciones y las elecciones. Suele decirse que las chicas cuando elegimos a alguien, al poco tiempo de tenerlo lo queremos cambiar por completo, olvidándonos de las virtudes de ese alguien, esas que nos enamoraron en un comienzo al punto de elegirlo para ser nuestro compañero, nuestro amor, nuestro cómplice y todo. Y todo para hacer de él un sujeto bastante diferente y convertirlo en un integrante más de nuestro patrón de gustos y afinidades. Es una crítica frecuente y la asumimos.
Reconozco que si bien este puede ser un patrón de conducta posible en muchas de nosotras, es algo bastante más fácil de encontrar entre los entrenadores de fútbol y el caso tal vez paradigmático es el de Julio César Falcioni.
Por estos días las opiniones sobre fútbol tienen también un lugar común: Juan Román Riquelme.
Nadie ha escapado a tener que opinar sobre lo que pasa en Boca, entre Román y el entrenador tanto en su casa, en el trabajo, en la tele, en la radio, se habla permanentemente de esto y no sólo en los espacios deportivos. Las páginas de los diarios se pueblan de artículos, notas, opiniones y encuestas de todo tipo.
Es obvio que la cosa tiene que ver con Boca Juniors uno de los equipos más importantes de nuestro fútbol, sino el más, y uno de los más trascendentes del mundo por sus logros internacionales. Pero tiene que ver también con el lugar que ocupa el (hasta ahora al menos) 10 xeneize en nuestro medio y también a nivel mundial, porque Román es reconocido en el mundo entero por sus fabulosas condiciones técnicas y su forma exquisita de jugar, de pegarle a la pelota, en fin, todo lo que ustedes ya han leído por acá infinidad de veces.
La camiseta "diez” no se le da a cualquiera en Argentina, queda reservada a los encargados de generar juego, de elaborar movimientos fuera del libreto, de acaparar la atención y la cuota de talento de sus respectivos equipos y es casi patrimonio del enganche.
Pero Juan Román Riquelme es además de uno de los mejores en su posición, un verdadero emblema de nuestro fútbol, que genera adhesiones y fanatismos así como divisiones muy tajantes respecto a su figura. No hay posibilidad de pasar de largo, de ser indiferentes, o se está a favor o se está en contra, es de esos personajes que exigen compromiso y opinión.
Pero volviendo a la teoría del comienzo quiero decir que es bastante paradógico que la misma persona, en este caso el entrenador de Boca, declare que tiene un jugador distinto, que será muy importante en el equipo, un emblema, etcétera, pero necesite exigirlo físicamente para que responda a su sistema táctico, un rígido 4-4-2 donde un enganche es uno más del equipo, aunque ese enganche sea Román. Y cuenta para eso con el Profe Gustavo Otero, un personaje que sospecho va a cobrar vuelo propio en poco tiempo, porque se siente bastante cómodo ante los micrófonos y no se le mueve un pelo al decir cosas como "Riquelme no está a nivel de sus compañeros. Su condición física no es la óptima. Estábamos todos entusiasmados e ilusionados con su incorporación al trabajo general."
Más allá de lo que unos y otros consideren como condición física óptima o trabajo físico óptimo cuando hablamos de fútbol, lo que es bastante extraño y difícil de aceptar es que los problemas futbolísticos de Boca sean exclusividad de Román. Más allá de las caracterísitcas de la personalidad del 10, es un jugador que resuelve situaciones más que los problemas que pueda generar su inclusión en el equipo. Y parece mentira que no se esté discutiendo con igual energía sobre las pobres condiciones de Battaglia o Palermo en estos útimos partidos. Es al menos raro.
Pero lo que sí queda cada vez más claro es que alguien no fue sincero con sus preferencias e intenciones. Todo sería más comprensible en esta situación si Falcioni hubiera dicho la verdad desde un principio. Que su idea era seguir jugando, fiel a su estilo, sin enganche, que no lo seducen las características técnicas de Riquelme, que trajo a Erviti para que sea el encargado de generar el juego en el medio y que su sistema no se negocia, que Boca va a jugar como jugaba su Banfield, priorizando el juego directo, una férrea defensa, poco juego colectivo y asociado, pocos pases y toques, apostando más bien por el pelotazo largo en profundidad a los delanteros como herramienta ofensiva. Y ver si con esos argumentos era igual el DT elegido por la comisión directiva de Boca.
Pero no dijo eso. Falcioni, igual que algunas chicas, se sumó a la exitosa tendencia del mentime que me gusta y dijo algo parecido a "te quiero así como sos, no quiero que cambies nada", pero ahora sabemos que no fue sincero sobre lo que verdaderamente buscaba. Ahora, en la segunda o tercera cita empieza el operativo de acomodamiento a sus necesidades, tratando de que ese otro se transforme según su propia idea de lo que ese otro debe ser.
Román en cambio, cuando la etapa de seducción comenzaba, no barajó especulaciones y ante la pregunta de un periodista "te gusta Falcioni?" respondió "a mí me gustan las mujeres". Y jamás deslizó un elogio sobre la forma de jugar de JC. Jamás.
No hay mucho más para agregar, sólo recordar una vez más algo que dice Serrat en una de sus canciones más populares, "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio."
.
Sólo una cosa más. Mujer de Olé, quiere dedicarle a su caballero andante, una canción que seguramente Shakira cantará en sus inminentes conciertos en Argentina, más ahora que tiene su propio héroe futbolero (cómo ganaste en el cambio nena!). No soy fan de la colombiana, para nada, pero me gusta mucho este tema. Para vos Román, porque te queremos así, porque no queremos que cambies, porque queremos que cambien todos los demás, porque al fútbol se juega como jugás vos no como quiere el Profe Otero, porque estamos una vez más y como siempre, a tus pies.

20 comentarios:

Luigi dijo...

Si por favor, que cambie de peluquero!!!!!!

Super Riquelme dijo...

Mujer, sin poesia y sin ese toque femenino, escribi lo mismo en mi blog anoche, asi que naturalmente que de acuerdo en todo. Bah, no se si en todo porque no me anime a ponerle el play a Shakira... ni me voy a animar, jeje.
Sobre la cuestion de fondo, creo que algun dia habra que animarse y dejar de leer los diarios y de ver y escuchar programas deportivos. Cuando dejemos esa droga y nos dediquemos solamente a ver el juego se terminan las discusiones. Digo esto porque revisando el archivo de mi blog, encuentro mas de la mitad de las entradas motivadas por comentarios periodisticos. Hablamos de lo que nos hacen hablar.
Beso.

Curiyú dijo...

Monumental post, como monumental es Román. Una declaración que ama de quien ama. Porque sólo del amor puede fluir semejante verborrágica defensa.
Y lo amamos, contra todo.

mujerdeole dijo...

Luigi, Román o Falcioni? imagino que Román, porque humildmenete creo que lo de JC no tiene remedio.

Super, animate, yo también soy tanguera como vos, pero de vez en cuendo puedo engrasarme un poco.
Y como te dije en tu blos, esto que escribí se me ocurrió a partir de leer algo en tu último post. y respecto a lo de los medios, es así y lamentblemente no sólo en el fútbol.
A mí no me interesa nada más que ver a jugar a Román. Ojalá eso suceda rápido.

Curiyu, como dice una hermosa letra de Silvio Rodriguez, sólo el amor engendra la maravilla. El fútbol es también amor para mí, y para muchos por suerte. Por eso ellos, los que viven de los números, de las estadísticas, de las mezquindades, nunca podrán con nosotros.

Abrazo

bonito lunch dijo...

para que contratan un tecnico que no le gusta jugar con un 10?

mujerdeole dijo...

Bonito, muy atinada su pregunta. Está claro que acá a quien se le escapó la tortuga es a la dirigencia de Boca.
Para qué arriesgarte a un conflicto que se veía venir desde 10 cuadras antes.

Beso

emeygriega dijo...

Es cierto que Shakira gano. Tambien Antonito.El que me parece que perdio es el muchacho catalan.

Mujer, comparto cada una de tus palabras.

Luigi, el peinado de falcioni me descompensa. Y su carucha de maton toreando a la hinchada....Que ganas de no verte nunca mas!

Bonito, porque Boca es un circo que hasta que no extirpe al ultimo vocal de Macri traicionara la historia xeneize.
Grrrrrrrrrrrrr.

Julián dijo...

Mujer: entre Shakira y Román, me quedo con los dos... Y más ahora que parece que la colombiana eligió bien. Le sacaría un poco de rubio a su pelo. Morocha me gustaba más. Y rellenita, como era antes. Claro, con lipos, cualquiera tiene lindo cuerpo. Pero dámela...jaja.
Salute.

Pablo Libre dijo...

Falcioni

Matías Rodríguez dijo...

Mujer cada vez me doy cuenta que tu aficion por Riquelme es genuina totalmente y encima con ese toque femenino que le das nos convences a cuaqluiera. Shakira es una hermosa mujer, un saludo.

Roca genocida dijo...

Amo al futbol.
Amo la pelota.
Amo la astucia.
Amo andar despacio para llegar rápido.
Amo pensar para después actuar con argumentos teóricos.
Amo a Román.

mujerdeole dijo...

Eme, coincidimos, lo sé. Y es cierto me parece que Piqué puede apuntar a una chica guapa que por lo menos lo espere a la salida de los partidos, pero bueno, sobre gustos...

Julián, claro! con todo ese recauchutaje todas somos princesas! ja ja. Usted también se queda con Román, somos de la liga romántica...

Pablo, después del bodrio Velez-Boca, también?

Matías R, es más que genuina, es incondicional e inevitable. Qué bueno que te convenza.
Y sí, Shakira tiene lo suyo.

Roca, los que amamos el fútbol debemos amar a Román.

Besos a todos

Carlos G. dijo...

El problema es, como casi en todos los clubes, la dirigencia.
Les da lo mismo, Falcioni, Borghi, Basile, o quién sea.
No buscan ganar con un estilo de juego, alcanza sólo con ganar.
¿Borghi salió campeón? venga.
¿Falcioni ganó con Banfield? venga.
Importa qué y no (también) cómo.
Es como dice el personaje de la Yoli en "Made in Lanus": "quiero que nos vaya bien, pero no en cualquier parte, tiene que ser acá"
Y "acá" futbolísticamente hablando es el futbol que juega Román.
Hace mucho tiempo que empecé a seguir el consejo de Super Riquelme, aún antes de haberlo leído: sólo hay que ver el juego.
Y el juego de Boca, independientemente de la "justicia" del resultado, es muy malo.
Aún para perder, prefiero hacerlo con Román en cancha; con él siempre hay una esperanza.

Pablo Libre dijo...

Creo que los años en alto nivel le han acusado recibo a Riquelme, Battaglia, Palermo y Clemente. Creo que, también, Falcioni trató de hacer lo mejor cuando trajo a Somoza y Erviti (ninguno de los dos me han gustado nunca como jugadores, hubiese elegido a Mercier, Ortigoza, o incluso Toranzo para reforzar el medio), pero tengo la sensación de que, aún sin Román, si hubiesen hecho el mismo esfuerzo que hicieron para traer al pechofrío de Banfield, lo hubiesen hecho por Silva, otra sería la realidad.

Yo ni pienso en Riquelme ya más que como un símbolo del pasado, el mejor jugador de nuestra historia, sólo pienso en como ir depurando al club de arriba hacia abajo para, al menos, pasar una década digna.
Boca no son nombres, sino un escudo, y los jugadores, históricos o no, le deben más al club que el club a ellos.
Ahora bien, en una época egocentrica, es lógico que creamos que un tipo al que no le dan más las piernas pueda salvarnos de algo que parece una maldición divina...han pasado Russo, Ischia, Basile, Borghi, interinos, y no podemos cortar un centro! Eso en Boca es un despropósito aún mayor que no poder jugar lindo arriba.

mitormentanocturna@hotmail.com dijo...

"En una época egocentrica es lógico que a un tipo que no le dan las piernas pueda salvarnos"

Creo que un hincha de san lorenzo, en mi caso, e hinchas de otros clubes amen como aman a Riquelme tira abajo este tipo de especulaciones. Será que nos gusta el futbol y no somos resultadistas?

mujerdeole dijo...

Carlos Ga, acá somos partidarios de creer en una forma de juego, y elegimos el buen juego, el toque, la pelota al pie, siempre que se pueda o al menos intentarlo.
Yo también elijo mi manera de perder y para eso, como reza el título "siempre lo elijo a Román".

Pablo, tal vez hay cosas que yo no tome en cuenta por no ser de Boca. Pero no es cierto que Román está en una pierna, sí que tiene una lesión que tal vez no le permita jugar todos los partidos, los 90 minutos, pero lo que hizo con Godoy Cruz era para tenerlo en cuenta, para regular sus minutos de juego, no para colgarlo y menos para sobreexigirlo en un gimnasio. Me resisto a pensar que Ortega puede estar jugando luego de una operación reciente y Román no porque al Profe Otero no le parece.
Entiendo que Boca esté por encima de los nombres, pero incluso con esa premisa me parece que Román debería estar por encima de Falcioni.

Mitormentanocturna, bienvenido, y qué bueno que te guste el buen fútbol.
Si sos hincha del ciclón sabes que acá te vas a encontrar con mucha mística quemera. Me alegra que podamos entendernos a pesar de la rivalidad futbolera.

Un abrazo

mujerdeole dijo...

Carlos Ga, acá somos partidarios de creer en una forma de juego, y elegimos el buen juego, el toque, la pelota al pie, siempre que se pueda o al menos intentarlo.
Yo también elijo mi manera de perder y para eso, como reza el título "siempre lo elijo a Román".

Pablo, tal vez hay cosas que yo no tome en cuenta por no ser de Boca. Pero no es cierto que Román está en una pierna, sí que tiene una lesión que tal vez no le permita jugar todos los partidos, los 90 minutos, pero lo que hizo con Godoy Cruz era para tenerlo en cuenta, para regular sus minutos de juego, no para colgarlo y menos para sobreexigirlo en un gimnasio. Me resisto a pensar que Ortega puede estar jugando luego de una operación reciente y Román no porque al Profe Otero no le parece.
Entiendo que Boca esté por encima de los nombres, pero incluso con esa premisa me parece que Román debería estar por encima de Falcioni.

Mitormentanocturna, bienvenido, y qué bueno que te guste el buen fútbol.
Si sos hincha del ciclón sabes que acá te vas a encontrar con mucha mística quemera. Me alegra que podamos entendernos a pesar de la rivalidad futbolera.

Un abrazo

Curiyú dijo...

Román está al nivel de cualquier equipo del mundo, y no sólo se trata del amor que se le profesa, hablamos de fútbol y de esas piernas mágicas que en ocasiones, pueden hacer belleza de lo horrible.
Un abrazooooooooooooo

mujerdeole dijo...

Curiyú, Román es un especialista en eso justamente, crear belleza en medio de lo horrible.

Besos

JT dijo...

Felicitaciones por tu blog. Lo leo a menudo pero no habia comentado en algo antes. clap clap