lunes, 14 de septiembre de 2009

DEL POTRO REY DEL US OPEN: TALENTO ARGENTINO

CON MENOS DE 21 AÑOS EL TANDILENSE SE CONSAGRO EN NEW YORK

Acaba de terminar un partidazo, una fecha histórica para el tenis argentino porque es otro de nuestros compatriotas quien entra en la historia grande de este deporte.
En su primera final de Grand Slam, Juan Martín Del Potro se adjudicó el Abierto de los Estados Unidos con una sensacional victoria por 3-6, 7-6, 4-6, 7-6 y 6-2 sobre Roger Federer, el amo de los récords en el tenis masculino y tal vez el mejor tenista de la historia.
La "Torre de Tandil'', el apodo que recibió por su 1,98 de estatura, hizo algo que hasta ahora sólo Rafael Nadal había podido lograr en los Slams: vencer a Federer en una final. Y Juan Martín le arrebata la corona al nº 1 del mundo (quien iba por su sexto título consecutivo en este torneo ya que venía consagrándose campeón desde 2004) jugando un torneo excepcional porque Federer desplegó en este US Open 2009 un juego realmente extraordinario, esto engrandece aún más el triunfo del tenista argentino y acopia esperanzas de una gran carrera por delante que incluya la tan ansiada Copa Davis para nuestro país.


Los cuatro torneos de Grand Slam, definen el pulso no sólo del ranking de ATP de cada temporada sino que son parte de las estadísticas y de los datos históricos que una y otra vez escuchamos y vemos durante los torneos. Ningún tenista es considerado verdaderamente grande si no se consagra al menos en alguno de ellos.
Del Potro es el tercer argentino en ganar el US Open.
Y aquí un llamado de atención a la cadena ESPN encargada de la transmisión del torneo. Una y otra vez tanto en el partido de semifinales frente a Rafa Nadal como en la final de hoy ante Federer, se leía hasta el hartazgo el videograph que decía "el 1er finalista (primero)/campeón (después) latinoamericano desde Guillermo Vilas en 1977".
Si bien puedo comprender ahora que suelen separarse los datos de single men de los correspondientes a single women, me parece sin embargo que no hace falta ser tan sexistas cuando se trata de campeones del mundo y entendiéndolo así fue entonces que envié un mail a la cadena de tv, en plena transmisión del encuentro, exigiendo incluir la victoria en tal torneo de nuestra Gaby Sabatini y modificar ese graph. No lo conseguí de inmediato pero sí logré que Javier Frana, de impecable desempeño también hay que señalarlo, comentara el pedido al aire y dijera que esta victoria de Del Potro se suma a las conquistas de Guillermo Vilas en 1977 y también de Gabriela Sabatini en 1990.


Muy valioso lo de Frana pero no es cuestión tampoco que las Mujeres de Olé bajo el Brazo tengamos que estar alertas en todo momento cuando se ningunea nada menos que a una grande de verdad como Gaby que se ganó con su raqueta y su sonrisa un lugar en la historia. Su carisma y talento aún se extrañan en el circuito, y por supuesto en el tenis argentino. Pero por sobre todo su simpatía y humildad. Por eso será siempre única e inigualable Gaby Sabatini. Y desde acá la bancamos a muerte.


Aunque hoy es el tiempo de Juan Martín Del Potro. quien dijo haber soñado con este torneo desde chiquito, se compró a fuerza de talento pero también de coraje y carisma al público newyorquino y tanto frente a Nadal como en la final frente a Federer fue siempre el favorito de la gente. Y aquí una mención aparte para su entrenador Franco Davin que viene realizando un trabajo realmente serio con este joven tenista de Tandil. Porque nada es casualidad. Y esto va tanto para los triunfos como para las derrotas.

Una vez más la importancia de un equipo de trabajo sumado al talento. Porque detrás de todo gran triunfo hay planificación, mucho entrenamiento y mucho trabajo en equipo fundamentalmente. Estas palabras no me pertenecen, me las ha dicho mi gran amigo Toni Nadal, tío y entrenador de Rafa, quien no sólo elogió la actuación de Juan Martín sino que vaticinó el posible batacazo. Sería bueno que esta lección se aprendiera en todos nuestros deportes.

Salud por Del Potro. Y salud por Davin, el Gran DT.

11 comentarios:

Pablo Libre dijo...

Me acuerdo haber visto el US Open que ganó Gabi, y como después de eso salían infinidad de encuestas preguntándole a la gente que no cazaba una, por qué nuestra Sabatini era tan "fracasada" y no podía llegar al n° 1, sin pensar que tenía a dos de las mejores tenistas de la historia (Graff y Seles) por delante suyo.
Espero que no pase lo mismo con este pibe, lo de Nadal y Federer son tropezones, son dos gigantes.

mujerdeole dijo...

Sí, cuánta impunidad. A Gaby le tocó una época más que difícil y así y todo le ganó esa final a Graff. Si estuviera hoy en el circuito sería la número 1, no me cabe dudas.
Por supuesto, Nadal y Federer, sobre todo, son dos gandes, esperemos que este pibe pueda continuar así, peleando ahí arriba y que no empiecen los agoreros del periodismo deportivo a exigirle el número 1 como si fuera una obligación. como si ser número 7 no valiera la pena.

De vierde man dijo...

Yo creo que Del Potro, por el tenis que juega (exquisito)y sus condiciones físicas, puede llegar a ser Nº 1. Es el tiempo de Martín, me parece. Tienen unos años todavía, para seguir creciendo, y después, establecerse en lo más alto.
Antes confié ciegamente en Nalbandian, me parecía que el era el tipo, pero David es amante de la vida loca. Y te juro, no me parece mal, el tipo hace lo que le gusta.
No quisiera que veas lo que voy a decir como una nota negativa, sólo quisiera aportarlo porque me parece, es un error en el que incurrimos siempre los argentinos.
El domingo, un personaje nefasto y asqueroso como Grondona, que en el fonbdo es el reflejo de un sector importante de la sociedad decia que "a Maradiona se le subieron los humos, mientras que Del Potro se mantiene humilde". O sea, una cosa es el deporte, y Del Potro es un jugador maravilloso. Otra cosa es la persona. Y siempre los argentinos parecemos querer mezclar los ámbitos.
El asunto es que podamos ver a Del Potro como lo que es, un excelente jugador y no caer en el error histórico de analizar al jugador por la cagada de persona que es o por su concepción ideológica.
Y nada más, esto es para estar feliz, never mind the bollocks,y que Martin llegue pronto a la cima. Un abrazo.

emeygriega dijo...

Me emocionó ver al ex presidente de Independiente, un hombre mayor, llorando como un chico.
¡Y los chicos de Tandil viendo el partido en pantalla gigante!
Qué importante es el deporte y el club, sobre todo en la infancia.
Me acordé de mi profe de River, Palito, otro divino que fue maestro de Gabi Sabatini con mejores resultados que conmigo.
Felicidades Juan Martín!

Roedor dijo...

A mí mirar tenis me aburre, salvo algún partido de Federer, porque es como si fuera la perfección en persona: nunca un movimiento en falso, nunca una puteada extemporánea, siempre manteniendo las formas, passing shots sin despeinarse, aces tirados casi como con desgano.

A esa máquina (casi) perfecta le ganó Del Potro ayer. No vi todo el partido, me perdí un set y medio en el medio (no sé si me explico), pero lo que me gusta del tipo es que es agresivo y ataca siempre, no teme arriesgarse, juega al límite, con un control mental envidiable y posiblemente (como yo insisto cuando hay estos duelos), con toda la presión del lado opuesto: si perdía, OK, perdía con el mejor jugador de la historia, nadie iba a criticarlo por eso, pero si ganaba como ganó ya la cosa tenía caracteres míticos.

Quizás se le dé y sea el primer tenista argentino en llegar al número 1, nadie hasta ahora lo ha logrado, pero este parece romper los moldes.

mujerdeole dijo...

De Vierde, sí es el tiempo de Martín, a su gran tenis, exquisito por momentos, y a sus condiciones físicas le sumo la tranquilidad con la que entra a la cancha, parece que disfruta su juego y eso es lo que destaco en el laburo de Davin, su entrenador. Por supuesto que no podemos mezclar cuestiones referentes a la persona cuando no conocemos en profundidad al personaje. Pero no me parece mal que la gente, no los operadores como Grondona me refiero al común de la gente, evalue actitudes o declaraciones públicas para formarse una idea sobre alguien. Esas cosas no hacen probablemente que alguien sea mejor o peor deportista pero tal vez sí más o menos querido por la gente.Y también vale la pena. Los caballeros andantes se miden en la cancha y en la vida.
Y por último creo que hoy Del Potro está en la cima, esto es la cima.
Se puede más, claro, se puede ser como Federer, pero muchísimos grandes tenistas no ganaron el US Open, Nadal por ejemplo y otros tantos a lo largo de la historia, así que seamos felices nomás.

Eme, los chiquitos en Tandil con sus raquetas, lentes algunos, revoleando las remeras y alentando eran algo muy tierno.
Lo de Martín es muy grosso! Como dice el amigo De Vierde es para estar feliz. Y sí el deporte y el club son algo importante para la infancia y para la formación en general. Creo que deberían hacerse muchas más cosas por el deporte en general, instrumentar políticas de estado que ayuden al desarrollo de todas las disciplinas. Vamos por eso.

Roedor, sí lo que hizo Del potro es una hazaña porque Federer realmente en este torneo, incluso lo demostró en el primer set, estaba jugando un tenis magnífico. Así que su triunfo creo es más importante que el del Gato Gaudio quien si Coria no se volvía loco no ganaba ni a palos. Aunque le ganó, fue lícito y eso es lo que cuenta y fue el campeón de Roland Garros 2004. Pero esto es otra cosa, esto se parece más a lo de Vilas que le gana a Jimmy Connors, un grosso, y Sabatini ganándole a Graff, nada menos.

Pablo Libre dijo...

Quiero la viola de De Vierde Man. Tiene un aire a Abondanzieri el muchacho!
Vilas fue número 1, a no olvidarlo. Él, junto con Manu, son los dos mejores deportistas de nuestra historia. Si hubiese sido más pegador, Monzón estaría en mi lista también. Y Don Alfredo, obvio.

CASPA DE MALDITOS dijo...

Se acuerdan de Michael Chang? De chico yo era fanatico de ese tenista... Nunca más supe que fue de la vida de ese tipo...

mujerdeole dijo...

Caspa, creo que Chang andará por ahí de asado en asado con el Mago Coria?

Pablo, esa viola del Blog supongo.
vilas no fue el nro ! pero todo el mundo dice que casi lo fue, porque antes se contaba de otra manera, no sé exactamente cómo, pero igual en 1977 se ganó todo y debió serlo. Es un número 1 igual y sí coincido contigo que junto a Ginóbili, Maradona, Fangio y Monzón, perdón pero no podemos excluirlo, están en un altarcito, no? aunque Gabi Sabatini es una recontraregrossa y la Tigresa Acuña también.

CASPA DE MALDITOS dijo...

Pablo: Y el Diego?

Pablo Libre dijo...

Lo de Fangio no es deporte. Y el boxeo femenino no me causa.
Vilas sí fue número uno, lo que pasa que en esa época no existía el ranking oficial, y se hacía por medio de una revista especializada, que no se que año entre el 77 y el 79 lo puso en primer lugar.
Monzón no fue de mis favoritos, es la típica del que ganó mucho, no era buen pegador, eso sí, tenía una defensa terrible, que creo que hasta De La Hoya no se le conoció a otro boxeador. Su táctica era exquisita, pero no espectacular. A mí dame a Alí o Tyson, y Galíndez de acá.

Maradona, desde que yo empecé a ver fútbol, creo que sólo me dió decepciones con su Mundial 94 y sus eternas vueltas a Boca. Viendo al Nápoli, lo que hizo en el '90 con una pierna, y su México 86 basta para ponerlo entre los mejores de la historia, principalmente porque tuvo ese espíritu y background que debe tener todo ídolo, pero yo, espectador, no ví nada de eso.

Un día les voy a contar de cuando yo jugaba en el equipo de Ginóbili!