domingo, 19 de febrero de 2012

RIVER A LO GRANDE

EN EL MONUMENTAL LE GANÓ 3 A 0 A INDEPENDIENTE DE RIVADAVIA (MZA) Y ES LÍDER DEL TORNEOEl torneo del Nacional B está al rojo vivo, se sacan chispas los primeros y parece que nadie quiere aflojar. Quilmes ganó su encuentro, el Lobo ayer le sacó puntos valiosos a Central que está prendido también y mañana juega Instituto. Pero River desde anoche y tras una gran actuación (jugó casi todo el partido con un jugador menos por la expulsión de Sánchez) sueña a lo grande. Ante la decepción de mi Globo querido que sigue sumando pálidos empates en esta segunda etapa, aunque mereciendo más, me sumo a la alegría merecida de los de Almeyda. River gana, gusta y parece que ahora, de la mano de sus estrellas, también golea. Veremos cómo continua esta historia. Pero hablando de alegrías, hoy con el diario La Nación recibí otra: una de las dos crónicas del partido estaba escrita por un amigo de la casa. La comparto con ustedes.

Cuando las figuras se iluminan Por Julián Lichene
Son dos imágenes, las que quedan en la retina. Dos fotografías guarda la memoria. La primera es el peculiar festejo de Fernando Cavenaghi (ya había abierto el marcador) con Alejandro Domínguez (acababa de anotar el segundo), juntos y abrazados, dejando en el olvido esa discusión futbolera y pública de una semana atrás, sellada la victoria contra Chacarita. Amigos fuera de la cancha, con las pulsaciones confundidas dentro del césped, anoche se sacaron las ganas, también a todo público, sonrientes y unidos.
La segunda es la emoción en el rostro, al límite de las lágrimas, en el 3-0 anotado por el elástico y experimentado Trezeguet. Cabezazo de pique al piso frente al estático Pablo De Miranda (fue al arco porque la expulsión de Ayala sorprendió a Independiente Rivadavia con los tres cambios realizados) y la salida emotiva, en su primera acción en el Monumental.
Alegría y emoción. Y tres historias vinculadas entre sí. Cavenaghi abrió el score con una oportuna definición. Atención: en River lleva 86 tantos, es el 15° goleador en la historia profesional del club, en el puesto 14. Nada mal para uno de los futbolistas que volvieron para intentar el regreso esperado. Salió de la cancha para ser ovacionado; entró Trezeguet en su lugar. "River necesitaba un triunfo así", dijo. Y dejó una inquietud: "Mi contrato vence en junio. Yo no estoy apurado, pero los dirigentes deberían apurarse", sugirió.
Mucho antes, se llevó de maravillas con el Chori, luego del show mediático de una semana atrás. ¿Están peleados? Parece que no. Se buscaron, se encontraron y luego del tanto del Chori, el segundo, con un zurdazo, se reencontraron en una celebración compartida. Como Domínguez fue amonestado y llegó a las cinco amarillas, le dejó su puesto a Keko Villalva, que ya pide pista. Tiene cinco tarjetas, aunque no hay que descartarlo para el match contra Desamparados: podría pedirse aplicar el artículo 225 por la partida a Venezuela del Maestrico González.
"Me dio bronca la amarilla, pero son cosas que pasan. Con la expulsión de Carlos (Sánchez) nos juntamos más, las líneas no estuvieron tan separadas. Hicimos un gran partido, porque cuando hubo que tener la pelota, la tuvimos. Y cuando debimos apretar el acelerador, lo hicimos", explicó el Chori, también aplaudido por un casi colmado Monumental.
Detrás de los camaradas surgió la estrella de un francés nacido hace 34 años, que tenía un anhelo: jugar en River. Uno más tenía, en realidad: anotar un gol en Núñez. Anoche logró el doble objetivo. Y se emocionó. Sobre todo, con la multitud. "Lo de la gente es único. En la Argentina, el fútbol es una pasión y los de River están enloquecidos. Fue muy especial para mí haber anotado el primer gol; una revancha por los últimos tiempos", comentó Trezeguet. "Yo estoy para aportar oxígeno", explicó el delantero, que luego de una temporada traumática en Bani Yas, de Emiratos Arabes, llegó a su nuevo lugar en el mundo. Su último tanto había sido en Hércules, en una derrota por 2-1 contra Atlético de Madrid, el 15 de mayo de 2011. "Estoy contento por él, porque vino casi gratis y siente la camiseta", fue la reflexión de Almeyda.

7 comentarios:

Morrendo lentamente dijo...

Que bueno es ver Cavegol con alegria. Aca no le dieron el tiempo necesario para hacer su mejor. Entonces deseo alegria para River con Cavenaghi y Trezeguet, que aca vamos por la Libertadores con Dale, Dátolo, Guina y Bolatti, y queremos pelear con Boca por el camino.

Anónimo dijo...

por suerte no leo el diario la nacion, el diario de la oligarquia argentina, diario destituyente, ni me banco a nadie que trabaje para ellos

Super Riquelme dijo...

Hola de nuevo, Mujer. Creo que River tiene material para pelear el campeonato (de primera). Si no se les traba la cabeza deberian ganar el ascenso sin problemas. Un beso y a seguir peleando con el Globo!

Pablo Libre dijo...

Bien por Julián! Te felicito nene!

Ahora, la realidad paralela que ha creado River creo que es para el diván. Si tuviesen algo de dignidad, ni deberían festejar los goles. Me dan vergüenza ajena.

Club Atlético Realidad Paralela, je.

mujerdeole dijo...

Morrendo, todo lo mejor para la Libertadores, Super Mario estará siempre en mi corazón. Y Cavenaghi es héroe en River, aunque lo de la B es duro.

Anónimo,todo bien, si para vos es suficiente con no leer ese diario allá vos. Yo necesito saber qué dicen, piensan y opinan estos tipos, y mi deseo es que sus intereses mezquinos sean derrotados por una sociedad más justa. Con no ver la injusticia no me alcanza, quiero que desaparezca.

Super, hola y bienvenido, te tomo lo de la corresponsalía, si el PSG en 2013 juega la Champions nos vamos a Europa, ja! Me gusta como está jugando River, pero la lucha es dura. Y el Globo viene mal, vamos a seguirla peleando, veremos.

Pablo, es buena la de club atlético realidad paralela, pero cómo haces para no fetejar un 3 a 0 que te lleva a la punta! Creo que el fútbol es así, uno festeja lo que puede y siempre quiere darla vuelta. Ustedes tienen lo suyo ahora, no? qué patinada la de JCF en el vestuario de Venezuela!

Besos a todos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Se me ocurre que ya va a ser muy difícil parar a River en su regreso. Es un equipo excesivamente superior al resto. Es un torneo difícil, pero River es casi un seleccionado. un abrazo.

Pablo Libre dijo...

Al Emperador lo banco a muerte.