miércoles, 23 de febrero de 2011

HURACÁN: DEL SUEÑO A LA PESADILLA

Y aún me atrevo a amar
el sonido de la luz en una hora muerta,
el color del tiempo en un muro abandonado.
En mi mirada lo he perdido todo.
Es tan lejos pedir. Tan cerca saber que no hay.
.
Mendiga voz, de Alejandra Pizarnik
.
.
Nosotros los quemeros sabemos de momentos tristes.
Sabemos además como sentenció nuestro Rey Mago del '73 que Huracán es la hermosa excusa que encontró un barrio para ser feliz. Y que esa felicidad no necesita de vueltas olímpicas. Aunque desde 2007, cuando el equipo del Turco nos devolvió a Primera sentíamos que nos debíamos algunos sueños inconclusos.
Pero también sentimos que la tarde del 5 de julio de 2009 se terminaba mucho más que un sueño de campeonato. Muchos de nosotros tuvimos la certeza de que esos días no iban a volver nunca más.
Por eso el llanto, la desazón, el vacío, nos duran mucho más de la cuenta.
Hoy que estamos tocando fondo nos parece mentira recordar que hace poco más de un año estábamos en la cima de nuestra alegría, nos sentíamos orgullosos como nunca de nuestro equipo, de nuestros jugadores, teníamos sueños, esperanza de gloria.
El equipo del Clausura 2009 nos devolvió la alegría perdida, y no sólo a los hinchas del Globo, desparramó semillas de buen fútbol por todas las áridas canchas argentinas a fuerza de toque, gambeta y caños, de paredes exquisitas, de goles que desencadenaron la pasión por lo mejor que tiene este deporte que amamos, el buen juego.
Después vino la tarde del despojo en Liniers y al poco tiempo el equipo destrozado, el jardín sembrado con paciencia por Cappa fue pisoteado por malas decisiones, peores gestiones e inescrupulosos personajes que conviven con dirigentes, incompetentes en el mejor de los casos, y la suerte parecía estar echada. Se fue Ángel, ya se habían ido antes el Flaco Pastore, Chiche Arano, Araujo, De Federico, el Maestrico Gonzalez, y luego se irían Bolatti y Toranzo, más tarde Dominguez y Goltz, y venía Miguel Brindidi, otro ídolo que ayer también nos dejaba.
Así estamos hoy, con la vieja amiga tristeza recuperada y con la sensación de que esta vez será más largo el compás de espera. Porque la felicidad no se termina por perder un sueño, se acaba cuando no se tiene ninguno, cuando perdemos la capacidad de soñar.
Es todo muy triste, nada nos podrá devolver aquellos sueños perdidos pero sí necesitamos una esperanza. Huracán y su gente lo merecen. Esperemos que quienes deben decidir estén a la altura de las circunstancias. Porque el tiempo se acaba.
Pero si nos dan una esperanza, una sola, por más pequeña que sea el corazón quemero se aferra a ella y se ilusiona. Porque es incondicional.
Vamos por esa esperanza.
El partido que viene, o el otro, o tal vez el otro.
Vamos al Palacio Ducó, porque ahí fuimos felices.
Ahí somos felices.

10 comentarios:

Ricardo dijo...

Y qué cosa, vea, que Brindisi haya renunciado luego de perder contra River me hizo acordar a esa renuncia en los vestuarios del Monumental cuando dirigía a Boca.

Saludos, MDO.

Anónimo dijo...

qué mal venimos quemera
parece que viene Tito Pompei, ojalá, quiero un hincha del globo, alguien que entienda lo que significa nuestro dolor
muy bueno el blog
vamos globo carajo!
saludos
hernán

el toque debe continuar. dijo...

Che, me vas a dar ganas de llorar, y eso que mucha simpatía al globo no le tengo (perdón!). Me quedo con tu frase: "El equipo del Clausura 2009 nos devolvió la alegría perdida, y no sólo a los hinchas del Globo," porque, por seis meses, estaba tan pendiente del globo como del calamar. Abrazo y a seguirla remando!

Pd. no es irónico que, quien mas representa el fútbol de aquel Huracán, sea el Velez de Gareca? Esto es otro gran triunfo de aquel globo, aunque de poco consuelo sirva

Pablo Libre dijo...

Es alarmante la falta de criterio que ha mostrado Babington durante todos estos años en el club. Dá para pensar que el proceso de aquel gran equipo fue una mera casualidad, porque un tipo que arma un plantel trayendo a Pastore, Bolatti, Toranzo y otros dela nada, no puede ser el mismo que traiga jugadores que hacen doler los ojos al verlos patear una pelota, y a un técnico que, más allá de su pasado en el club y sus logros como entrenador, ha demostrado hace años que no tiene ni personalidad ni decisión necesaria para seguir laburando en un primer nivel.
Es doloroso ver como equipos que parten de la nada (Godoy Cruz, etc.) llegan a un nivel de coherencia, mientras que otros que tienen una historia que respetar, tiran por la borda los pequeños pasitos que dan cada tanto.

Morrendo lentamente dijo...

el corazon sangra y no es por menos....muy lindo el texto, y me recuerda lo que pase en 97-98...

pero bueno cuando vas hablar por aqui de Bolatt+Cavenaghi+Guina y el Maestro D'Alessandro???jejej
saludos.

Matías dijo...

La verdad Mujer es que de esto yo también conozco. Las malas decisiones llevaron a tomar nuevas malas decisiones, que como siempre perjudican al club y al hincha que quiere ver a su equipo en lo más alto. Los dirigentes pasan pero las instituciones quedan y lo que han dejado y dejarán son retazos de un club que supo vivir la gloria deportiva sin conseguir el éxito final, algo totalmente asombroso en estos tiempos exitistas. Fijesé que de esos jugadores que usted nombra, ninguno le dejó un dinero al Globo, caso contrario hoy estaríamos hablando de un equipo reforzado, de una institución medianamente bien en lo económico. Y uno de los problemas que más preocupan de Huracán (y del fútbol argentino en general) es que no tiene semillero, las inferiores no producen talentos o los que producen son apurados por las urgencias y se pierden. Malas decisiones, malos resultados. Ojalá que esto mejore para ustedes y para todos, porque a Central le pasa lo mismo y el dolor que uno siente es enorme y casi inexplicable.
Ojalá que todos podamos convertirnos en un barrio y tener esa excusa para ser felices. Abrazo grande!

Curiyú dijo...

No se me ponga así, querida! Sólo es una mal momento y va a pasar. Y usted sabe que no es una frase hecha ni mera retórica. Usted sabe de sueños y los sueños no pueden morir más allá de los despojos, no!
El fútbol es una hermosa excusa si, y es mejor que lo siga siendo.
La abrazo.

Super Riquelme dijo...

Es asi, mujer, pero asi como vas para arriba vas para abajo. Me da mucha pena la salida de Brindisi pero se venia venir.
A Pompei le tengo fe, lo veo un tipo muy criterioso que puede sacar resultados arreglandose con lo que tiene. Pero creo que en el fondo Don Angel va a volver en algun momento, porque el globo es su lugar en el mundo.
Un fuerte abrazo y que salga todo bien.

mujerdeole dijo...

Ricardo, cierto. Pobre Miguel, se merecía una salida mejor, pero...

Hernán, y vino tito nomás. Bienvenido quemero. Vamos todavía.

Toque, sí ese equipo fue una ilusión para todos y es cierto que Velez es tal vez el equipo que más tiki tiki tiene. Aunque All Boys si vuelve al juego del apertura, con el Burrito, el Mágico y el Ogro, ojo eh...

Pablo, totalmente. Es muy doloroso ver jugar al Globo y la falta de criterio y ver cómo otros clubes de la nada van creciendo con mucho menos que Huracán en el comienzo.

Morrendo, pero no te conté tenés razón, ya soy hincha del Inter en Brasil. Qué golazos de Bolatti. ya te voy a pedir que me mandes una camiseta. Bolatti es lo más. Quiero que ganen la Copa. Abrazo

Matías, también nos hermanamos en este dolor. Así como coincidimos en tantas otras cosas. Las excusas para ser felices hay que encontrarlas como sea.

Curiyú, el fútbol es una hermosa excusa, sí, a veces nos duele. pero nosotros preferimos el dolor a la nada, no?

Super, sí se veía venir lo de Miguel, y yo tambien le pongo una ficha a Tito, pero en el fondo de mi corazoncito siempre voy a estar eperando por Angelito. Yo también sé que va a volver.

Abrazo amigos y gracias por estar.

Morrendo lentamente dijo...

con gusto que te envio, estamos recrutando hinchas jejeje.