jueves, 29 de julio de 2010

UN POCO DE BASQUET

ENTRE TANTO BARULLO FUTBOLERO DECIDIMOS PONERNOS AL DÍA CON UN POCO DE ACTUALIDAD DEL SELECCIONADO NACIONAL DE BASQUET
.
Para ello contamos con la inestimable colaboración del comentador Roedor, de quien recomiendo su Blog. Como aficionado de este deporte tan popular en nuestro país, sobre todo en el interior, nos hará de columnista invitado.
.
BASQUET, SUDAMERICANO Y MUNDIAL
Por Roedor
El pasado miércoles, en Neiva, Colombia, la selección argentina de básquetbol le ganó al local por 70-63, y al haber clasificado primero en su grupo jugará mañana viernes 30 una de las semifinales contra Uruguay. El otro finalista saldrá del ganador del encuentro entre Brasil, ganador de su grupo, y Venezuela.
Cuesta un poco "hinchar" por esta Argentina, no por falta de entusiasmo ni por falta de nivel en sus jugadores, sino porque pareciera que el técnico Sergio "Oveja" Hernández está ocultando nombres, entre ellos el suyo propio: su asistente Nicolás Casalánguida dirige a Argentina en Colombia mientras él entrena y encara el Super 4 en Salta con otro grupo selecto que incluye a los grandes nombres de la llamada Generación Dorada.
Las perspectivas del equipo que sobre finales de agosto debutará en Turquía en el Mundial tienen como base a los 4 grandes nombres del básquet actual, todos ellos jugadores NBA: Carlos Delfino, Andrés Nocioni, Luis Scola y Fabricio Oberto. El gran ausente, Manu Ginóbili, además de sentir la presión de su equipo San Antonio Spurs para que no exponga su cuerpo en un torneo "ajeno", decidió quedarse en su casa, cuidando de sus mellizos nacidos hace poco. Ginóbili, con todo lo que le ha dado al básquet argentino y hasta mundial, tiene todo el derecho de no participar, aunque molesta un poco esa extorsión basada en los muchos millones que recibe de su empleador. Algunos jugadores zafan (sus cuatro compañeros olímpicos, sin ir más lejos), otros no. No se salvan ni las grandes figuras de la NBA, donde las ausencias no se notarán tanto porque tranquilamente con jugadores nacidos en ese país se pueden formar sin problemas no menos de 3 equipos de estrellas.
Este será entonces un Mundial atípico. El reciente campeón NBA con los Los Angeles Lakers, el español Pau Gasol, no será de la partida, aunque sí su hermano Marc, un pivot en ascenso en esa difícil liga. El alemán Dirk Nowitzki, incontables veces jugador estrella en Estados Unidos, decidió bajarse también, al igual que el francés Tony Parker, compañero de Manu en los Spurs. Otros nombres europeos no tan rutilantes pero igualmente importantes para sus equipos nacionales tampoco estarán en Turquía.

Volviendo a Argentina, la clave pasará por quién puede llegar a ser el base armador suplente de Pablo Prigioni, un excelente jugador de gran trayectoria en España pero que nunca pudo hacer olvidar del todo al bahiense Pepe Sánchez, Este año la esperanza tiene que ver lateralmente con Sánchez: Juan Fernández, un cordobés nacido en Río Tercero, brilla en la Universidad de Temple, el mismo equipo de la antesala de la NBA donde jugó precisamente Pepe. Fernández está adaptándose, a veces con dificultad, en los partidos que está jugando en Colombia, y es altamente probable que termine en Turquía con la base de estrellas, que incluye al eterno Leo Gutiérrez de Peñarol, más otros nombres tradicionales como Román González, ahora jugador de Quimsa de Santiago del Estero, y Juan Gutiérrez, de actuación en el Granada de España.
El gran desafío de Argentina va a ser tratar de cubrir el desequilibrio que trae la ausencia de Ginóbili. Carlos Delfino, quien habitualmente juega en la misma posición que Manu, ya abrió el paraguas y dijo públicamente "Yo no sé jugar de Ginóbili", y tiene razón. Como en torneos anteriores, que permitieron a Argentina llegar a buenas posiciones en el último Mundial, salir subcampeón en Indianápolis y oro en los Olímpicos, la clave va a ser la defensa y el juego en equipo, y este plantel puede estar a la altura.
Todos los jugadores y hasta el técnico creen posible que queden entre los cuatro mejores, y probablemente tengan razón. Lo peor que nos puede pasar es tener ataques de exitismo y prejuzgar que si Argentina no termina en primer puesto estamos ante un estrepitoso fracaso. No es así, el básquet mundial se ha emparejado mucho en los últimos años producto principalmente de la invasión de extranjeros al básquet NBA. La "sorpresa" no tan sorpresa de Argentina venciendo como en 2002 por primera vez a un equipo de USA con jugadores NBA ahora no existe más: todos conocen los trucos de todos, y los rivales de nuestro país se estudiaron de memoria el librito de Magnano, el técnico del "milagro" que nunca fue tal. Nota de color: Magnano hoy dirige a Brasil, y si ya era un equipo difícil, ahora lo será más.

Pongámonos contentos: este Mundial va a estar para disfrutar, nadie tiene nada asegurado, y los partidos se juegan de a uno por vez. Todo puede suceder.
Mientras tanto, tenemos el sudamericano para ir precalentando.

19 comentarios:

mujerdeole dijo...

Gracias Roedor por tu post.
Qué bueno calentar con el sudamericano y ojalá mañana pasemos a la final.
Y que sea con Brasil!
Un abrazo

Matías Rodríguez dijo...

como crece el blog mujer! ya hasta tenes columnistas, esta perfecto jajaja, espero que sea con brasil como decis si es que llegamos a la final, nos cruzariamos con el equipo de magnano, un saludo

austerlitz50 dijo...

No es el basket un deporte que me guste demasiado, pero veré los partidos importantes del campeonato, seguramente. Jugadores hay.

NoTe dijo...

Muy buen resumen, ante tanta voragine mundialista, de selección, Riquelme y todo eso...viene bien enterarse un poco de básquet. Saludos!

Roedor dijo...

El equipo brasileño que está en el Sudamericano también es clase "B". Se están guardando las grandes estrellas (Leandrinho, Varejao, el nuevo compañero de Ginobili, Splitter) para no mostrar el juego con tanta antelación. Antes del Mundial hay una serie de "super 4" en Europa que son cuadrangulares donde los equipos afinan sus últimos ajustes.

Creo que es una buena oportunidad para apreciar a la élite del básquet mundial, todos juntos en un solo lugar, y jugando según las reglas de la FIBA, no la NBA, la cancha no es la misma, las reglas tienen ligeras variaciones, y las estrellas físicas y anabolizadas de USA ya han mordido el polvo jugando a este juego que, como dijo hace poco Carlos Delfino, es casi un ajedrez.

La candorosa dijo...

Bien por su colaborador de hoy!!!

Y a esperar al basquet con ganas. El deporte, lo merece!!

Abrazotes!!

bonito lunch dijo...

se sabía que iba a ir un seleccionado b.

JLO dijo...

todo bien con el comentarista y con su relato, pero el basquet es feo! jaja...

salu2 sra de olé y perdone...

Pablo Libre dijo...

Para el basket, lo importante son los JJ.OO.
El Mundial es apenas un aperitivo.

mujerdeole dijo...

Matías R. está bueno si, sobre todo por la calidad y la buena onda de los convocados. Al final es con Brasil.

Auserlitz, hay.

NoTe, sí la novela futbolera no da para más.

Roedor, muy bueno todo y es cierto eso de las reglas. Y vamos a ver si le ganamos a Brasil, no?

Candorosa, sí señor.

JLO, todo bien, pero lo que pasa con el fútbol y la novela selección es bastante más feito, no?

Bonito, sí y al final están dando pelea igual.

Pablo, así que son más grossos los juegos olimpicos que el mundial? no sabía, en serio.

Besos

Roedor dijo...

Sólo quienes no saben jugar al básquet piensan que es un deporte feo.

Mi opinión es altamente sesgada porque juego al básquet desde chico, pero hay pocos deportes como el básquet como dinámica de juego. Como espectáculo es lindo de ver porque es un constante ida y vuelta sin tiempos muertos salvo los que piden los técnicos para delinear una jugada. Y para los chicos es fundamental en la formación de la solidaridad con el equipo: los 5 que están en cancha atacan y defienden a la vez.

Podría hacer una lista larga, pero reitero que mi opinión está lejos de ser desapasionada.

Volviendo al tema, está claro que todos sabíamos que los equipos en el Sudamericano iban a ser los B (al menos los de las dos potencias del continente). Pero es evidente que ni Hernández ni Magnano quieren mostrar sus cartas hasta que esté cerca el pitazo inicial en Turquía.

Yo creo que a Argentina y a Brasil les importa tanto el Mundial como los Olímpicos. De hecho Argentina todavía tiene ese gusto amargo que le quedó cuando le afanaron sobre el final el partido contra la entonces Yugoslavia. Los que claramente prefieren los Olímpicos porque allí fueron donde pasaron una humillación global transmitida por tele a todo el mundo son los de USA. Están apuntando todo a Londres, ahora ni se calientan. Pero como dije en el post, con los jugadores que tienen podrían armar fácilmente varios equipos que bien entrenados y enfocados le ganan a la mejor selección del mundo, incluida la Argentina.

Con tanta baja de jugadores internacionales y de algunos figurones estadounidenses, las chances de Argentina aumentan.

Pablo Libre dijo...

Así es.
Acá en Bahía Manu jugó ayer un partido a beneficio organizado por Pepe Sánchez y mi ídolo de niño, Juan Espil, y los reporteros, que no tienen nada que envidiar en cuanto a lo ponzoñoso a los de BA, le preguntaban a Gino como respondía a la gente que lo trataba de traidor por no ir al Mundial.
Su respuesta fue genial: "En la cara nadie me ha dicho nada, pero si me lo dijesen, serían personas que no entienden mucho de basket, ya que me estoy guardando para el Preolímpico y para Londres."

Si nosotros vemos al Mundial FIBA como el punto máximo, es por dos razones: 1. Contagio del fútbol, en donde FIFA hizo un buen laburito desacreditando al Comite Olímpico allá por la década del '20 (profesional vs. amateur); y 2. La monopolización de títulos de USA en los JJ.OO., en donde ganó todas las medallas doradas hasta la irrupción de URSS en los '60, los juegos en los cuales no participaron, y el de Atenas que ganamos nosotros.

Por eso, voy a sostener que haber ganado esa medalla dorada fue el mayor logro en la historia deportiva del país.

Roedor dijo...

Finalmente, Brasil se quedó con el Sudamericano al vencer 87-77 a la Argentina, en un partido que no parecía una final. Como casi todas las actuaciones del equipo nacional, fueron bastante anodinas, creo que nadie sentía que estaba jugando por algo importante.

Ahora viene la etapa de preparación fuerte para jugar por los porotos en Turquía.

Recién termino de leer el resumen del partido en La Nación, y todavía no puedo creer que haya periodistas o redactores que para referirse a un equipo nacional brasileño use el término "carioca".

Aunque en realidad creo que puedo entenderlo, porque para muchos brasileños el "ser nacional argentino" es la espléndida personalidad, don de gentes y caballerosidad de nosotros los porteños...

Caia dijo...

Interesante ver a roedor opinar de básquet sin pelearse, ja!
Anoche se perdio con Brasil la final del sudamericano, la verdad es que el equipo que se llevó era un equipo B, aunque Brasil hizo lo propio también.
Como dijo roe, Brasil es un equipo a temer en el mundial, Tiago Splitter está entre sus filas, y acaba de arreglar con los Spurs la próxima temporada, lástima no lo hizo antes así Pop y Cía lo hacían renunciar a la selección (ja). Lo que más me da cosa es el que Magnano los dirija :(.
De todos modos, el equipo al que cualquier argento que guste del básquet quiere vencer es a España, con quienes hay una especie de clásico, y aunque no tengan al mayor de los Gasol en este mundial, tiene un equipazo.
Mientras, el pasado jueves, hubo unaverdadera fiesta en Bahía, un partido a beneficio donde se pudo ver jugar a Manu, Leandro y el Sepo Ginobili, Pepe Sánchez, Juan Espil :P, Juan Jansen, Diego Lo Grippo y no faltaron los Richotti en la cancha y en la Dirección Técnica. Un festival pal ojo debe haber sido.
Saludos, y el mundial que realmente me interesa, aunque soy futbolera también, es el que comienza el 28/8, día en que nos enfrentamos a una Alemania que entró a mundial porque le dieron una wild card y que como ya dijeron no contará con Dirk.
Saludos!

emeygriega dijo...

Lujoso este blog ahora con Roedor, antes con Luigi, Candorosa y Pablo.
Qué revista tan completa, me encanta.

Besos!

Caia dijo...

Bajón la lesión del Chapu :(

Luigi dijo...

Cielos, vamos fritos si confunden "Argentino" con "porteño"!!!!!



(Cerati es porteño? vaya, casi que podríamos perdonarles todos los pecados solo por eso...)

Roedor dijo...

Lástima la lesión del Chapu, pero al Mundial llega bien, justito pero bien, quizás falto de un poco de ejercicio, pero él mismo dijo hace muy poco en un reportaje que lo del famoso "descanso" que argumentan muchos de sus colegas (entre ellos el propio Ginóbili) no es siempre tan así: Nocioni dice que él, desde que terminó el torneo en USA, siguió entrenando con su personal trainer para mantener forma. Obviamente, al básquet no se va a olvidar de jugar, y menos con sus compañeros de siempre.

Luigi, a mí me pone contento que entre los de la Generación Dorada hay al menos un porteño, Luis Scola, y que aprendió a jugar al básquet acá cerca en Núñez.

Jennifer dijo...

Estar actualizada con los deportes es un trabajo de tiempo completo.
Este año me tuve que aprender los equipos que fieron para el mundial de los juegos de futbol... después el equipo de Voley nacional que también jugó un mundial... las leonas también... y ahora el basquet???? todo tenía que ser este año??? jajajaja
Saludos