lunes, 5 de julio de 2010

A UN AÑO DE "LA" DERROTA

Un amigo escribió en su Blog:

"saber que lo ganado
nunca fue propio y lo perdido,
fue, pudo ser
o nunca ha sido,
o que al fin, la victoria es un relámpago,
y sólo, en la derrota
me reconozco y reconozco,
lo que realmente está conmigo..."
.
Hoy se cumple un año de aquella final en Liniers.
Ese Velez - Huracán del Clausura 2009.
Ese sueño perdido, esa ilusión despojada... Perdonen amigos, pero para ser sincera, lo del sábado fue como un aperitivo de la tristeza profunda que sentí aquella tarde fría de injusticia.
Pero por suerte, el fútbol da revanchas. Y la ilusión se renueva cada domingo...

Vamos Globo todavía!!

12 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Mierda que venimos de derrotas, amiga. 28 de junio, Huracán, ahora la Selección. Aunque es verdad que tuvimos nuestros pequeños placeres, como la Ley de Medios. Ahora esperamos por el Matrimonio igualitario y espero, que los senadores no arruguen.
Y de todas formas, seguimos perdiendo en la nuestra. Un abrazo.

Esférico Balón dijo...

Tal vez haya sido derrota en el resultado pero lo de Huracán fue un triunfo por su fútbol bien jugado

mujerdeole dijo...

Pulgar. La ley de Medios y la asignación universal por hijo, nos devolvieron a la batalla con nuevos bríos. Ahora vamos por el Matrimonio Igualitario, como dijo Vale Bertucelli, no vale que nuestros amigos gays corran con la ventaja de no poder casarse. Que se case todo el mundo caracho!

Esférico Balón, claro que sí! Ese equipo fue lo más hermoso que he visto en mi vida, con mis propios ojos en una cancha. Y no lo olvidaré jamás.

Un abrazo

elgrancayman dijo...

una derrota injusta evitable seguramente con la tecnologia y un arbitro mirando la camara para evitar esos costosisimos errores humanos.

Super Riquelme dijo...

Que buen blog, mujer! ahora te agrego a mis favoritos. Justo habia respondido a tu comentario en mi blog hablando del globo de Cappa y de Fatiga.
Yo soy bostero, pero la bronca por el robo de Brazenas me duro mas de una semana, porque ame a ese Huracan. Ahora, para ser coherentes con el futbol que profesamos, hay que decir que el resultado final es menos importante que el reconocimiento que TODOS los argentinos (menos Gareca, Niembro y Victor Hugo) hemos hecho de ese gran equipo. Lo que dijo Diego el sabado es falso: el futbol que nos gusta a los argentinos no es el de esta seleccion, sino el del Huracan de Don Angel y Fatiga.
Un abrazo

Pablo Libre dijo...

Cuantos jugadores de ese Vélez campeón y cuantos de aquel Globo llegaron con la celeste y blanca al Mundial? 2 (Bolatti y Pastore) contra 1 (Otamendi). Ese partido, el del buen fútbol, al menos, lo ganaron. Y porque el fútbol argentino está viviendo un momento horrible institucionalmente, fue imposible prolongar ese proyecto.
Pero al menos se instauró la polémica sobre qué es jugar bien. Y se sentó un piso de calidad. Ese fue el mérito de aquel Huracán, y vale más que un campeonato.

PÁJARO DE CHINA dijo...

El resultado no importa, Mujer. Nos queda el tránsito, el juego, todo lo que sucede antes de la crueldad de los marcadores.

Y sí que duele más que otro mundial perdido. Quería ese torneo sobre todo para que lo viera mi papá, desde donde quiera que esté. Es un Edipo compartido.

Un abrazo fuerte.

Nestor Bova dijo...

Fue algo más que una derrota, fue un despojo para todos aquellos que amamos el buen futbol.-
Una batalla más de las del estilo "David versus Goliat", aunque con resultado contrario al esperado.-

Matías dijo...

Ya se lo dije una vez Mujer, Huracán logró algo más importante que el título, algo que solo logran pocos: perdurar en la memoria futbolística de un pueblo futbolero. nadie recuerda algo de aquel Vélez campeón pero todo lo contrario ocurre con el Globo. Más allá de la derrota, ese equipo ganó por el hecho de haber llenado de alegría y de fútbol el corazón de muchos. Abrazo!

Super Riquelme dijo...

Que lindo blog, mujer! Lo agrego a mis favoritos. Con el globo de Don Angel y de Fatiga fui feliz como pocas veces antes. Y putee con uds. al impresentable de Brazenas. Pero como dicen por ahi, para ser consistente con el futbol que profesamos, lo que vale no es el resultado sino el recuerdo que ha dejado ese equipo en todos los argentinos. Salvo Gareca, Victor Hugo y Niembro, nadie grito aquel gol de Morales. El futbol de ese Huracan, no el de Argentina en este mundial, es el que nos gusta a los argentinos!!
Abrazo

La candorosa dijo...

¡¡Inolvidable el despojo sufrido por Huracán hace un año!!... me dio una indignación, que hasta algunos pensaron que yo ¡¡era hincha del Globo!!

Pero como bien usté dice: el fútbol, siempre da revanchas... y la vida ¡¡también!!!


Saludazos!!!!

mujerdeole dijo...

Grancayman, sabe que cuando hablan de la tecnología no dejo de pensar en ese gol mal anulado de Dominguez.

SuperRiquelme, es cierto, todo el mundo menos esos tres, mire que será cabezón Víctor Hugo con su prédica Anti Menotti!, y Tomás Abraham y Elio Rossi, dos idiotas de cuidado, el resto del mundo futbolero y no amó a se equipo y lo hizo el campeón de la gente.
Angelito a la seleccion!

Pablo, es cierto, gracias a ese equipito de Parque Patricios y su mentor se instauró la discusión sobre el juego, sobre qué es jugar bien y se sentó ese ido de calidad. Nadie lo dijo mejor y más claro. Vaya pavada de mérito, no?
Y en otro orden de cosas, mire hace tres díss que no duermo, se me vienen formaciones de Argentina a la cabeza todo el tiempo. Si el cabezón de Diego hubiera salido a la cancha con Clemente en vez de Otamendi y Bolatti de doble 5 con Masche en vez de con Maxi, y después en el segundo tiempo cambiaba a Dimaria x Pastore y a Tevez por el gran Martín, estábamos hoy jugando con España. Se lo firmo.

Pájaro, ese equipo nos ha dejado las mejores cosas que el fútbol podrá dejarnos. No cambiamos ni un solo toque de los mucachos por el resultado final. Tu viejo seguramente estará asintiendo desde donde esté.

Néstor, sí fue un despojo pero han hecho engrandecer la batalla por el buen juego. Ahora somos mucho más fuertes que antes.

Matías, sí ese equipo ha quedado en la memoria futbolera de los argentinos por la alegría, el desenfado y el buen juego, más que otros campeones de estos últimos años.

Cando, siempre da revancha y vamos por ella, pero con las manos limpias y la frente alta.

Un abrazo a todos.
Y vamos Globo todavía!