martes, 13 de abril de 2010

ROMAN...CE DE BARRIO

PALERMO ES EL MÁXIMO GOLEADOR DE BOCA CON 220 GOLES. ROMÁN LE CEDIO EL TANTO PARA EL RÉCORD. DOS QUE HACEN HISTORIA...
Todos quienes andan por aquí saben lo que pienso de Juan Román Riquelme como jugador. No voy a explayarme sobre la soberbia actuación de ayer en La Bombonera, que permitió uno de los mejores partidos de Boca de los últimos tiempos y el ansiado récord de goles de Martín Palermo. Sólo quería aprovechar para dedicarles a mi amiga Eme y a mi hermano Carlos, ambos fervorosos integrantes de la familia xeneize, estas palabras que se me ocurrían mientras miraba el partido de ayer y leía su correlato en la prensa de hoy. Vale más un récord si es en el fútbol español o italiano que en nuestro fútbol? Vale más una majestuosa actuación de un gran jugador si es del Real Madrid o del Milan que de Boca Juniors o Almirante Brown? Y no me refiero a los sueldos o valores de los pases, que obviamente sí son más costosos y en relación al negocio del que forman parte, sino a qué es lo importante para la gente que mira fútbol y para la estética. Porque un golazo es un golazo, una gambeta es una gambeta. Porque un triunfo por varios goles jugando bien es eso, para los hinchas del Barcelona o de Godoy Cruz. Y cada uno valora el buen fútbol y el que lo hace feliz. Ayer, sin ser hincha de Boca, ver esa destreza de fútbol me hizo feliz. Como lo ha hecho muchas veces el Barcelona, los Ángeles de Cappa o la selección de Brasil. No importa la camiseta superpoderosa cuando se trata de buen fútbol. Nos gustan todas.
Lo esencial del fútbol es el fútbol.

Y para terminar, quería también compartir con todos ustedes estas palabras de Horacio Pagani, a las que adhiero porque representan lo que pensamos muchos cuando escuchamos a los operadores de siempre.

Sin necesidad de ser amigos
Por Horacio Pagani
La gente de Boca ya había dado su veredicto --una vez más-- en defensa de sus ídolos. Para que tomaran nota los trasnochados perseguidores. Riquelme y Palermo recibieron las ovaciones que afirmaban sus continuidades antes de empezar a jugar. Una simple cuestión de memoria, de agradecimiento popular, enlazada a la esperanza de la recuperación. Tan simple como el juego del fútbol. Y, entonces, comenzó el acto de la reivindicación después de la larga malaria. Román decidió ofrecerles la función a sus detractores. Y tomó la batuta en el concierto futbolero que dio el equipo desde el minuto cero. Pero para que la cuenta del honor cerrara hacía falta una prueba vital: ese primer gol la rindió con todos los matices.Ese gol, ese gol explicó toda la historia. Riquelme fue el bastonero de una jugada monumental en la que participaron Chávez y Gaitán. Y él mismo quedó solo, mano a mano, ante Campestrini. Era su gol. Pero prefirió la moraleja. Se lo ofreció a Palermo quien llegaba por la derecha. Para que cumpliera su sueño pendiente, para que quedara --por fin-- como el máximo goleador en la historia del club. Nada menos. Y salieron los dos a festejarlo. Cada uno por su lado. No se abrazaron esa vez, es verdad, para regocijo de los maliciosos. Palermo terminó celebrándolo con su propio hijo en un costado. Román, feliz, quiso confundir su emoción con la de la gente. ¿Qué valía más? ¿Un abrazo de cortesía o el gesto de generosidad de Riquelme en la jugada? No son amigos Palermo y Riquelme, se sabe. ¿Y qué? ¿Tienen que serlo por obligación? Si lo que vale es lo que pueden ofrecerle cada uno al equipo. Según sus características, sin egoísmos. Román, su talento único. Martín su contundencia goleadora. Unica. Después, cuando Gaitán le cedió el segundo a Palermo, Román lo fue a saludar. Ahí valía la pena la cortesía. Y también cuando Riquelme estampó su golazo. Martín lo saludó con el afecto del compañero. Como debe ser. Y nada más.Después, cada uno siguió con lo suyo en la fiesta de la resurrección que la gente de Boca reclamaba ansiosamente. Román, con todo el repertorio encendido. Palermo con su voluntad inquebrantable. Sin necesidad de ser amigos.

Nota publicada hoy en Diario Clarín.

21 comentarios:

Goliardo dijo...

banco a full a Pagani, el ultimo filósofo del futbol: crítico de la alienacion taylorista de Bilardo. aguante lo indeterminado, es decir, Roman.

Pulgarcito soñador dijo...

El romance fue el gol de Román, no? Y esa sonrisa que no se olvida y que tristemente, cada vez está mas lejos del mundial. Me alegro por Palermo, es un tipo querible.

Un beso.

Matías dijo...

La verdad es que me llamó la atención que no se saludaran en el gol, más tratandosé del gol que lo dejaba como máximo goleador a Palermo. Pero si se saludaban ibamos a decir que era por compromiso, que era un saludo falso, etc. Porque siempre estamos buscandole la quinta pata al gato y nunca vamos a estar conformes. Si hasta buscaron que Crespo no había hecho nunca un gol con pase de Riquelme!!!, ya podemos esperar cualquier cosa. Lo que nadie ve ahí es que el gesto estuvo y fue el pase de un gol hecho que tenía Román para que su compañero entrara en la historia. Menudo y chiquito gesto, no? Abrazo!

comunasenred.blogspot.com dijo...

para los amigos que disfrutan de la filosofìa del fùtbol como alegrìa y no como sufrimiento les dejamos una entrevista muy interesante a Cappa que se le realizara durante fines del año pasado. Abrazo grande y esperemos que le vaya bien a èl y a nuuestro querido Huracàn:
http://comunasenred.blogspot.com/2010/04/vuelve-cappa-y-el-futbol-lo-agradece.html

emeygriega dijo...

Hermoso post, gracias amiga.
Por supuesto que Pagani no integra el grupo de neo-periodistas deportivos peluqueros tipo Fantino, aunque más no sea por una cuestión de edad.

Jamás escuchamos en nuestras casas de infancia decir a nuestros viejos "Suñé está peleado con..." "Parece que Trobiani discutió con...". Se hablaba de fútbol.

Y los chicos ayer demostraron que juegan al futbol, que si hubiesen querido hacer otra cosa en la vida serían Matías Alé.

Un beso y gracias. Viva Boca.

mujerdeole dijo...

Goliardo, bancamos a Pagani y a Román. Hombres de fútbol.

Pulgarcito, sigue siendo nuestro héroe, nuestro caballero de mirada triste y pegada exquisita. Qué gesto, y qué sonrisa...

Matías, menudo gesto. Pero cuando se dicen miserias sobre alguien, eso que se dice pinta más a quien las dice que al sujeto injuriado.
Cada vez queda más claro.

Eme, Pagani es un grande y como le decía a Goliardo lo bancamos a muerte. Qué fácil es diferenciar a un hombre de fútbol de una rata de albañal o de un mezquino operador berreta. Qué lindo es el fútbol, y qué revelador!


Comunasenred, bienvenidos, vamos Cappa todavía. Me duele verlo en River pero al maestro lo mejor, con gratitud, siempre...

Abrazo romántico para todos!

Matías Rodríguez dijo...

si llevandose asi cuando quieren y se juntan logran lo que logran, imaginense si fuese amigos, igual riquelme me sorpende dia a dia, demuestra que sigue vigente y que es un jugadorazo, lo de palermo fueron goles hechos, reconozcamos que de los 220 casi el 80 porciento deben ser asi, es meritorio pero hasta cierto punto, marti palermo ni siquiera tiene estirpe de jugador de futbol cuando corre, un agradecido a la vida y riquelme un agraciado con los pies, un saludo

Julián dijo...

Mujer: no me gustó la acitud de Román, sinceramente. Es darle de comer a la carroña y en ésta la pifió feo. Lo podría haber saludado tranquilamente, sin sobreactuaciones ni efusividad. Era una situación especial.
Ésto no quita lo que yo pienso de él como jugador y como persona pero en ésta no lo apoyo.
Salute.

mujerdeole dijo...

Matías R, es cierto, si fueran amigos realmente creo que serían infalibles. Pero es lo que hay y debiéramos saber disfrutarlo, no?

Julián, la carroña siempre comerá de Román y de los que como él hacen cosas para que un estadio lleno sea feliz. Si se equivoca hablan mal, si acierta hablan mal, y así siempre será. Entiendo tu postura pero nadie está en la cabeza de ellos para saber realmente qué pasa. No sé si hay diferencias irreconciliables, no sabemos si había pasado algo, sabemos que son dos ídolos, dos referentes de Boca y quedó demostrado que Román motivado está en su mejor nivel. No se puede jugar mucho mejor que como él jugo ayer en al Bombonera. Palermo sigue siendo un gran socio para la aventura de remontar a este Boca alicaído y abrumado, y la gente dio su demostración de eterno agradecimiento. Lo del saludo es bien chiquitito al lado de tanta grandeza futbolera.

Besos

Julián dijo...

Mujer. Lo que usté señala no está en discusión. Gran actuación, Román un bailarín. Palermo siempre mostrando por qué es el gran goleador de nuestros días.
Digo: que no le puede dar la espalda así Román. Adelante de todo el estadio y Palermo quedando más perdido que perro en cancha de bochas. No me gustó esa actitud. Fue fea y me dolió.
Es verdad, no estamos en la cabeza de ambos, pero lee las declaraciones de Palermo de hoy. Soy de los que sostienen que Boca sin éstos dos se va a la B pero Román no ayuda con esa actitud. Yo no quiero que sean amigos. No me interesa. Pero tampoco ésto.
Usté sabe lo que pienso de Román. Pero tengo derecho de decir lo que pienso cuando no favorece mis preferencias.
De Pagani... usté también sabe lo que pienso.
Un beso.

Matías dijo...

Tal cual vos decís Mujer. Nuestro país no se que tiene pero siempre tiene que criticar por de más, demonizar a personajes, exaltar cualidades y defectos y buscar siempre a un culpable. Riquelme es un jugador excelente de fútbol, no importa si se ríe, si tiene amigos. Lo que si debe importar es que se lleve bien con sus compañeros pero eso es tema del cuerpo técnico y del grupo, no de la prensa ni tampoco agrandar las cosas y buscar siempre la roña. Abrazo!

Pablo Libre dijo...

Un hermoso partido despedida para la generación de oro.
Ahora, hambre y sangre nueva.

mujerdeole dijo...

Julián, yo entiendo lo que sentis y está bien. Pero a mí no me pasa. puede ser que porque es Román, tal vez. Creo que hay que hacer las cosas como se sienten. román hizo eso y si palermo se sintió mal deberá hacéselo saber, pero a él, no a través de Fox. Igual no es un reproche a Palermo, él está en su derecho a responder también con sinceridad si le preguntan tal como lo hizo.
Pero en serio, a mí me importa cómo se juega y que no se hagan declaraciones a la prensa qe falten el respeto. Creo que ninguno de los dos ha caído en esas debilidades que otros sí.
Con eso me alcanza para respetarlos a ambos, y respetarles las decisiones personales, más cuando no sé exactamente qué cosas han pasado entre ellos.

Matías, creo que debemos respetar las cuestiones personales o íntimas como la amistad, y realmente esta modalidad de que la prensa arrasa con todo a su paso no ayuda, hay cosas que no son para la prensa. Y cuando esta intermedia complica y arruina. El fútbol y los pormenores de los vestuarios y todo eso es un ejemplo.

Pablo, es su punto de vista.

Besos

Pulgarcito soñador dijo...

Volví, porque se están diciendo demasiadas estupideces, y porque más que Román dándole de comer a los buitres, está Palermo. No tenía porque salir a hablar de Román, y menos, sembrando dudas, no siendo explícito. Que diga claramente, el nombre de Román y listo y que carajo le imputa. O es que su avidez desesperada por estar en Sudáfrica le hace "no ver" que en frente tiene al tipo que le hizo hacer, seguramente, por lo menos la mitad de los goles que hizo en Boca?
Román es un caballero, sin pelos en la lengua, que cuando tuvo que decir algo, lo dijo. Patético.

mujerdeole dijo...

Pulgar, estoy totalmente de acuerdo. Román se puede equivocar, y hasta mucho, puede tal vez hasta tener toda la responsabilidad de la pelea con Palermo, pero hay algo que no hace y eso lo hace grande, no le da declaraciones que NO sean sobre fútbol a los buitres. No va a ningún programa de "esos" pseudo deportivos a hablar de boludeces, no le sacan declaraciones que no tengan que ver con lo que pasa en la cancha, y siempre que habló de Palermo habló bien, lo mismo hasta ayer, había hecho palermo cuando le preguntaban aerca de Román. Si Palermo no hubiera dicho nada este tema no daba para más. Y como dice él lo que pasó se vio y lo vimos todos. Entonces no hacía falta agregar nada.
Nuestro caballero sigue inmune a las plagas de la carroña.

Un beso

Nanu dijo...

Mujer, yo pienso bastante parecido a Julian, vos ya los sabes...yo sigo viendo oscuridad en Roman y es algo que se confirma dia a dia...que es un jugadorazo...seguro...ahora sinceramente creo que es oscuro, que tiene intenciones a veces no buenas y senti que dijo, toma te doy tu gol y lo festejo como para que vean que te lo di yo...toma hacelo, pero ojo, te lo di yo...Si fuera realmente una persona de bien, por mas que tenga diferencias con palermo le hubiera dado el gol y sin festejarlo de esa manera...Messi demostro lo mismo con el penal que le dio a Slatan pero no lo festejo solo ni le dio la espalda ni nada de eso. No discuto su futbol pero si sus actitudes, y creo que no hay que endiosarlo solo por su futbol...es lo mismo que maradona, yo lo re banco...ahora, ha cometido tantos errores como persona que me es imposible bancarlo en esa tambien...separar esas cosas me parece que es bueno..
Pero bueno es mi opinion personal y no tiene que ser la del resto obviamente.
Besos mujer!

mujerdeole dijo...

Nanu. Es posible que haya oscuridad, aunque yo no la veo. Entiendo tu postura y la de Julián y las respeto. Pero desde ya yo no separo al hombre del futbolista, hay características de Román que a mí me van absolutamente aunque no pido que todo el mundo las comparta. Yo creo que no hay en él hipocresía ni falsedad por ejemplo, y que también hay lealtad. Lo que pasó con el Coco Basile y la selección fue algo raro, los jugadores estuvieron involucrados en su salida y Román jugó una carta en favor del Coco pero nunca salió a hablar ni a decir nada.
Es posible que Palermo no se mereciera un desplante de Román en ese momento, pero no podemos saber lo que pasó y pasa entre ellos.
Lo que sí yo no veo es que el gesto de generosidad de darle el gol haya sido con la intención oscura. Pero bueno, es sólo mi opinión.
Lo que sí no comparto son las declaraciones de Palermo ni de ayer ni de hoy, creo que sería un gesto de grandeza dado que fue el agraviado, no decir nada, pero también es una opinión. Nada más.

Un abrazo

Syl 1104 dijo...

Hace mucho tiempo despejé las dudas Roman en cancha es arte en movimiento y sin embargo siempre tiene algo nuevo para mostrarnos,no festejar el gol de Palermo con la barra, sino con la gente comun que fue a alentarlo y a pedir por su continuidad, es otro gesto que lo enaltece.
Sin desmerecer los logros de Palermo, debo decir que tanto él como en su momento Cáceres contribuyeron, Diego también, a la leyenda orquestada por un sector de la prensa respecto de la oscuridad de alguien, cuyo mayor pecado es no ser funcional a sus intereses.

mujerdeole dijo...

Syl, nadie podría haberlo dicho mejor. Apoyo todo lo que decis en un 100%.
Román sigue sus convicciones hasta las últimas consecuencias. Por eso se pierde jugar su último mundial, con lo que eso significa para un jugador. Y lo hace por lealtad y por seguir sus principios.
Abrazo

1600 Producciones dijo...

Genio Román, muy buena lectura la de Pagani.

Saludos

mujerdeole dijo...

1600, grande Pagani.
Sls