miércoles, 18 de mayo de 2011

EL SUPERCLÁSICO y EL SUPERPARTIDO

COMO SIEMPRE EN EL BOCA - RIVER HUBO EMOCIÓN. ERA EL ÚLTIMO SUPERCLÁSICO DE PALERMO Y GANÓ EL LOCAL DESATANDO LA LOCURA EN LA BOMBONERA. PERO EL SUPERPARTIDO FUE LANUS - VÉLEZ, CALIDAD Y BELLEZA. En un Boca River puede pasar cualquier cosa. Pueden ganar los dos, y hasta pueden perder los dos. Cuando juega Vélez, este Vélez de Gareca, Moralez, Ramírez, Ricky Álvarez y el Burrito Martínez, entre otros, puede pasar que aunque alguien pierda, ganen siempre los dos si del otro lado está por ejemplo Lanus, porque se puede dar un partidazo o un súperpartido. Y eso sucedió este domingo, más allá del superclásico que concentra todas las miradas el partido de la fecha fue el que se jugó en la cancha del Granate. Ambos equipos dieron cátedra de fútbol, y por momentos quienes asistíamos al encuentro no extrañamos tanto al Barcelona de Messi. En el superclásico que se jugó en la Bombonera ganó Boca, sin jugar bien. Y perdió River, sin jugar mal como sí lo venía haciendo en otros partidos, incluso en algunos en los que se llevó un triunfo. El árbitro Lousteau (que reemplazaba a Baldassi por un tema de salud) tuvo una muy mala tarde, que comenzó sin cobrar un penal prototípico de Insaurralde a Funes Mori, cuando River estaba decididamente mejor en el juego.Peor fue la tarde de Carrizo, el gran arquero millonario, que tuvo la responsabilidad casi absoluta en el primer tanto xeneize cuando queriendo rechazar terminó metiéndose el gol en su propio arco y parte de la del segundo, el gol de Martín Palermo que protagonizaba su último superclásico como jugador. Y esos son los tópicos para explicar el resultado del domingo, algunos errores groseros del árbitro, la mala fortuna de uno de los mejores arqueros del fútbol argentino, pilar indiscutido de la campaña aceptable (en puntos al menos) que venía teniendo River en este torneo, la poca convicción y destreza de sus delanteros y la inagotable cosecha goleadora de Palermo. Y a pesar de que este equipo de Falcioni no crea grandes expectativas, todo Boca hinchas y jugadores, disfrutaron esta victoria tan necesaria. Porque tuvo además algunos condimentos típicos del morbo futbolero y sus códigos. Un gol de Palermo en su último superclásico y de cabeza la especialidad el Titán, varios errores de River para encontrar los goles que parecían lejanos de conseguirse por méritos propios, y el placer de complicar un poco más a River en su lucha por la permanencia en primera división.
River colectivamente no fue menos que Boca, pero sigue sin solucionar la falta de gol. Hizo dos en los últimos cinco partidos y 11 en todo el torneo. Todo su capital se concentraba en la sólida defensa y en la gran eficacia del arquero Carrizo. El domingo en la Ribera todo eso se fue a pique. En tres minutos fatales River se quedó sin nada y con un pie en la promoción. Y Boca, que no jugó bien, está feliz.
Velez sigue siendo, a pesar de la derrota ante Lanus, el único puntero. Y lo es con total justicia. Si hay que perder un partido, no está mal hacerlo como lo ha hecho Vélez ante el Granate, dejando todo en la cancha y siendo superado por un gran equipo. Lo bueno de este partido es que más allá del resultado daba gusto mirarlo de principio a fin. Porque cuando se enfrentan dos equipos que intentan poner la pelota a ras de piso y jugar, es posible ver un gran partido de fútbol. Lanús y Vélez ofrecieron los mejores 90 minutos en lo que va del Clausura, y más allá de errores de un lado y otro, lo que cada equipo propuso es lo que resultó atractivo, lo que permitió ver algo diferente en medio de un campeonato de nivel más que pobre. Lanus aceptó el desafío de frenar a Vélez, y lo hizo con responsabilidad, pero sobre todo con fútbol, con fútbol de buen pie. El Fortín empezó como siempre tratando de imponer su juego y encontró en Ramírez al mejor ejecutante del repertorio veleziano. a pesar de que algunos pilares como el Burrito Martínez no tuvieron su mejor tarde, estuvo dos veces en ventaja Vélez con la posibilidad de manejar el encuentro. Lanús fue sin embargo inteligente, supo cómo aprovechar cada momento, tuvo peso ofensivo, fue contundente en el área rival y casi que obligó a los de Gareca a tomar decisiones equivocadas. Así llegaron los goles, Hoyos primero; después Valeri, la gran figura del partido, de lujo para el segundo empate y finalmente Romero terminó por derrumbar la fortaleza impenetrable de Domínguez y Ortiz y encaminarse al triunfo local.
Un placer para los ojos, lanus ganó porque superó bien a Vélez. Y porque dejó todo en la cancha, pero sobre todo porque se animó a jugar, porque no especuló o mejor dicho no priorizó eso a la hora del desafío. Jugó, arriesgó y tuvo su premio. El campeonato también ganó porque ahora se le agregó un poco más de emoción con el acercamiento de más equipos a la punta de la tabla. Los que amamos el buen fútbol, también ganamos.

10 comentarios:

Curiyú dijo...

Lanus y Velez protagonizaron lo mejor del torneo. Sin temores, yendo al frente, arriesgando todo, como son las cosas que se logra y tienen mejor sabor. Y las derrotas, por otra parte, no son tan amargas, ni duelen tanto. Un abrazo.

Super Riquelme dijo...

Mujer, coincido con el comentario de ambos partidos. Boca y River vienen en franca declinacion en las ultimas temporadas, a pesar de los nombres. Y Velez, Lanus y Godoy Cruz se vienen afirmando y tratando de jugar Futbol De Buen Pie. Velez encima se afirma en la copa y juega cada vez mejor. Y guarda al Mago Ramirez en el banco!!!
Un beso.

Julián dijo...

Mujer: no lo vi ese partido. Pero con su relato me alcanza. ¿Lanús fue mejor que Vélez? Es una grata sorpresa porque no le tengo mucha fe a Schurrer. Qué bueno lo de Vélez! Tiene que hacer un post, Mujer, sobre esa gran aparición (y espero que no lo quememos) que es Ricky Álvarez.
Salutes.

Pablo Libre dijo...

Jugando mal y todo, a 6 puntitos estamos. Y si Monzón fue una de las figuras de la cancha, me dá para pensar que River no jugó nada bien. Lo peor, cuando uno pierde, es llorar. Y dá más lástima -o risa-, si el que se queja es un equipo grande. Yo recuerdo una Liguilla perdida con CASLA, en la que el árbitro fue Calabria, un nabo que después terminó siendo DT en la inferiores azulgranas. Me dió bronca, como cada vez que nos dirige Pezzotta, pero de ahí a salir a llorar por arbitrajes, pienso en los otros 18 equipos a los que favorecen mucho menos que a nosotros.

Por esa mística histórica de llorar, de tener "caudillos" que boquean y después arrugan en las importantes (no olvidar que Almeyda es de la generación de los que se retiraron a los 26 años porque el fútbol 2los aburría, caso Pandolfi, Bassedas, etc.), River merece jugar la Promoción.

Matías dijo...

Vélez juega bien sin descollar pero tiene algo que no tiene nadie en el fútbol argentino: regularidad, equilibrio y solvencia. Para ganarle a Vélez hay que jugar como Lanús (por más que pueda pasar de otra manera porque esto es fútbol) muy bien, de lo contrario el rival sufre y mucho. Lo de River me mata porque Cappa se ha quejado de los árbitros que más de una vez lo han perjudicado y era un llorón. Ahora como se queja River, Passarella, Farinella y el Olé está todo bien? Que hipócrita es el mundo del fútbol!!!! Lo mismo pasó cuando no recuerdo que jugador de Argentinos se quejó de un planchazo de Teo Gutierrez. Yo esperé a que Verón saliera a decirle nena y que los demás también saltaran pero no pasó. Por favor!! A River lo han ayudado mil veces y nadie se queja, siempre las quejas son cuando el error es a favor del otro. Loustau se equivocó pero no por eso ganó Boca y es lo que al Millonario más le duele reconocer: que a Boca con muy poco le alcanzó para ganarle y del otro lado no hubo mucha fuerza para revertir el resultado. J.J. se equivocó con Maidana y Buonanotte y no se habla de eso. River jugó como siempre y jugando así era obvio que en algún momento le iba a tocar. Teléfono para J.J.López: jugando así perdés peor que atacando y siendo ofensivo, no?

mujerdeole dijo...

Curiyú, lo mejor del torneo, al menos hasta ahora. Ojalá lo mejor esté por venir. Y es así, cuando se arriesga todo y se tiene un objetivo claro de juego, las derrotas son menos amargas.

Super, sí lo de River y Boca sigue siendo muy pobre, pero bueno, quien les quita lo bailado, ganar un clásico es una alegría siempre.
Y lo de Vélez es cosa seria.

Julián, Lanus fue mejor créalo. Y claro que le voy a dedicar un post a Ricky, si no jugara en Vélez sería mi nuevo amor. Es una rara mezcla de Román, Pastore y Kaká. Se lo prometo.

Pablo, cierto a 6 puntos. Y no digo que River haya jugado bien y Boca mal. Digo sí que Boca jugó mal, y que River no jugó tan mal como otros partidos, y que hasta el penal no cobrado, con poco, estaba siendo superior a Boca.
Y no hay que llorar es cierto y lo de Passarella es como mínimo exagerado.

Matías, desde luego que lo de Passarella es una vergüenza y lo de Farinella peor. Yo sólo relato lo que vi y pienso que lo de Lousteau fue muy malo y sus errores perjudicaron a River, eso lo pienso, ahora que haya sido a propósito no lo creo. Lousteau es un árbitro mediocre y se ha equivocado muchas veces. Y lo de la dirigencia de Núñez de victimizarse ahora es un recurso patético en vez de asumir los errores por las malas decisiones.

Un abrazo

el toque debe continuar. dijo...

Lanus-Velez me parece uno de los mejores partidos (locales) que vi en muchísimo tiempo. Y los Velez-Tomba, Velez-Racing que se avecinan también prometen (en el caso de racing, depende un poco de que las lesiones/suspensiones le permitan poner el mejor equipo). Es mas, aunque es temprano, me da expectativa ver una final intercontinental Velez-Barcelona. Sobre el superclasico, no se si concuerdo con que river jugo mejor que boca. Creo que la apuesta de boca por la contra le permitió a river llegar mas cerca del gol pero mas como producto de la furia (furia en el buen sentido, no en el sentido Almeyda-Clemente) que producto de un juego aceptable.

Luigi dijo...

Aunque estaba haciendo fuerza por Olimpo, fué genial ver el golazo que hizo el pibe de Independiente.

Por cierto, también me gusta cómo viene el segundo del campeonato (aunque eso es muy personal, jajajaja)

tres dijo...

El triunfo del domingo me resucito un poco y por mas bostera que sea lo de Carrizo me parece, como siempre que pasan esas cosas, un garron que no me da para disfrutar, pobre pibe.

Lanus me encanta, siempre me encanto, y es con Godoy Cruz, mi segundo cuadro favorito.

p.d. no puedo dejar de preguntarte si escuhaste al padre de una de las victimas del avion de Rio Negro, diciendo que la primer desgracia del hijo habia sido ser de Huracan....y ahora esto para completar.
Dios me perdone, pero cuanto me cuesta el humor negro, no quisiera ser familiar de ese senior....

mujerdeole dijo...

Toque, juego aceptable no están teniendo ni River ni Boca, al menos lo que mi paladar exige aceptar. Yo creo que en el primer tiempo, hasta los goles, River fue superior a Boca y en el segundotiempo perdieron los dos y sí, las llegadas fueron más producto de la furia.
Lanus - Vélez, partidazo.

Luigi, qué golazo el del Patito Rodríguez, junto al partido de Lanus y Vélez, lo mejor de la fecha. Y el Tomba bien, aunque mejor no hablemos de anoche, si Passarella llora qué tendría que hacer el Presidente de Godoy Cruz?

Tres, me alegra que tu jolgorio bostero no se desate contra Carrizo, me da mucha pena el arquero de River, no es justo que le haya pasado justo a él.
Y en cuanto al señor del avión, también lo quiero lejos...

Besos