viernes, 26 de marzo de 2010

ROMÁN: UNA METÁFORA DE ESTE TIEMPO?

QUIERO COMPARTIR ALGUNOS PASAJES DEL BUEN ARTÍCULO DE MARCELO GANTMAN PUBLICADO HOY EN CANCHALLENA. YO ACUERDO CON MUCHOS CONCEPTOS (no con todos) VERTIDOS AQUI, ESPERO USTEDES TAMBIÉN.

"Riquelme, una metáfora de la época"
(Fragmentos)
Todos los argentinos tenemos una opinión sobre Riquelme. En estos tiempos de batallas cotidianas donde no hay posibilidad de transitar un camino intermedio y hay que estar posado sobre alguna de las dos veredas, desde el país futbolero, Juan Román Riquelme destrabó el enigma desde bastante.

Al antagonismo irreductible del Boca-River, Juan Román Riquelme le agregó una división extrema como jugador de la selección argentina. Riquelme ya integra el club de la doble renuncia al seleccionado (una por mamá, la otra por declaraciones de Maradona) lo que ya lo puso en un punto de no retorno... Sin embargo, mucho antes de eso, Riquelme ya era carne de debate con su estilo de juego en el seleccionado. Su sola presencia sirvió para el acopio de opiniones en discusiones en redondo, donde nunca nadie convencía a alguien. Lionel Messi, al que muchos esperan con cuchillo y tenedor, está torciendo pareceres. Riquelme, siempre en el medio, lo único que logró fue que sus adoradores y detractores dejaran la mesa de debate más seguros de lo que ya pensaban antes de sentarse.
Riquelme es un jugador de posiciones fuertes dichas a medio tono.
Nunca un futbolista usó la palabra "feliz" tantas veces como Riquelme desde que los cronistas toman nota de lo que pasa en un partido. Pero rara vez su felicidad hace juego con lo que su rostro dice. A los que no lo quieren hasta eso les molesta.

Riquelme fue el hombre clave del triunfo de Boca contra River en la Bombonera... Riquelme ama estos partidos. Parece diseñado para jugar los clásicos y especialmente hacerlo con el ambiente propio controvertido. Riquelme para los ajenos, Román para los incondicionales, es un capitán de mar y tierra que emerge sabio y confiable cuando en su tropa el aire es irrespirable...
Boca ganó con los goles de Gary Medel. Pero jugó el partido contra un tiernísimo River bajo la atmósfera creada por Riquelme. La presencia de Diego Maradona en la cancha luego de casi 13 meses le dio a la previa un clima de plebiscito. Los hinchas de Boca clamaron por Riquelme en la selección ante un Maradona que también fue bien recibido...
Riquelme y Maradona marcaron la cancha para disputar un juego que conocen y usan. Son representantes de una especie que entiende que los tonos grises conforman una zona para débiles...

Que Juan Román Riquelme es diferente es lo que indica el lugar común que apunta a la calidad de su juego. Como esos músicos que no venden mucho pero que hacen delirar a sus colegas, Riquelme además del cariño de los xeneizes, es un futbolista que le gusta a los otros futbolistas. Es más popular entre los jugadores europeos que entre los periodistas europeos. Su personalidad siempre entra en conflicto con algún sistema de creencias.

Estar a favor o en contra de Riquelme , al final, es una metáfora suave de la percepción extrema de las grandes y pequeñas cosas de la Argentina de hoy.

14 comentarios:

El Braca dijo...

'... un jugador de posiciones fuertes dichas a medio tono', me gustó porque grafica la personalidad de Riquelme, buen texto. Si mal no recuerdo, Román fué muchas veces cuestionado por su rendimiento con la selección, sus detractores dicen que nunca rindió como lo hizo en Boca. Puede ser, pero aún así sigue siendo un desperdicio no llevar al Mundial a un jugador que en determinado momento y/o partido pueda jugar o ingresar para ayudar a la albiceleste en alguna urgencia.
Un abrazo

emeygriega dijo...

Estoy de acuerdo con el Braca, necesitamos a Roman en la seleccion.
Gantman siempre me parecio barbaro, desde La pelota no dobla y antes en Palo y Palo con Martin Souto. (ahora en la rock and pop con El Aguante)

Roman es en efecto un paradigma (no una metafora) de este tiempo. Su ser orgulloso y principista, su lealtad a quienes quiere, su desprecio a quienes no quiere son admirados por los que no gustamos de los tibios y denostado por los que adoran las armonias fallutas.

Roman es parte de una industria en la cual retobarse y guardar el honor es dificil. Por eso Boca lo ama y le agradecera siempre el amor por la camiseta y su amor propio.

De Maradona no dire nada porque ya sabes lo que pienso de el, lo detesto. Lamentare mucho que Roman no este en Sudafrica.

Pulgarcito soñador dijo...

Que bellesha. El tipo nos anduvo leyendo las mentes y el corazón. Pero antes Riquelme nos los robó con su caballerosidad fuera del tiempo horrible este que nos toca. Beso, dama...

Julián dijo...

Estoy de acuerdo con Eme, inclusive en el anterior post.
No me gustó la nota de Gantman (en eso no concuerdo con Eme, lo único). Esa cosa de querer comparar con la política y de que Maradona es un DT "K", que lo dijo otro periodista (Cevriño, creo) me hincha las axilas.
Román es un jugador de los años ´70. Es de otro tiempo. Por cómo juega y cómo se maneja.
Yo quiero rebeldes con causas y tipos con valores. Esos de los que muchos dicen... "se perdieron".
Maradona, date un baño de inmersión de humildad, querido.
Besos, abrazos y abracetes.

mujerdeole dijo...

Braca, a mí también me gusta esa definición. Y también la sutil diferencia entre los que lo llaman Riquelme y los que lo llamamos Román. Román fue cuestionado siempre, en todos lados, pero sigue ahí demostrando que su fútbol está más allá de esos cuestionamientos. Y es cierto, que no vaya al mundial es un desperdicio, ningún jugador de su categoría se quedaría afuera, pero hay que respetarle su decisión. Él renunció.

Eme, yo también lo creo pero bueno el DT tiene su opinión, además hizo lo que hizo en su moento, y también es cierto que Román renunció y hay que respetarlo. A mí también me cae relativamente bien Gantman y en este artículo hay muchas cosas interesantes. Y qué agregar de Román, juega como piensa y como vive. Es sin dudas un ícono de nuestro tiempo.

Pulgar, nosotros hubiéramos dicho muchas o algunas de estas cosas (de hecho las hemos dicho y escrito) pero con más poesía y bellesha, no? La caballerosidad andante de Román nos puede desde hace mucho casi tanto o más que su pegada exquisita.

Julián esa otra nota del "DT K" es de cuarta. Creo que esta de Gantman va en otro sentido. Que somos un país de antagonismos hay que reconocerlo y que a Román le toca moverse en esa arena también. Después hay que ver donde está parado cada uno de nosotros, tal vez Gantman esté de nuestra vereda, tal vez no. Pero creo que las cuestiones por donde va el análisis son otras y son interesantes. Después Román creo que por su calidad, por su jerarquía y por su actitud, valores y manejo dentro y fuera de la cancha, no tiene tiempo ni edad, es único.
En eso estamos de acuerdo siempre.

Un abrazo a todos

austerlitz50 dijo...

Por fin, un desahogo con newells. Si la apretada de la barra, sirvió, bienvenida sea. Sacando un punto en Tucumán, podemos respirar bastante, los rivales tienen partidos jodidos.

Abrazo.

mujerdeole dijo...

De nada Austerlitz, nosotros les dimos una manito, no?
Qué manera de sufrir la academia...

Besos quemeros

austerlitz50 dijo...

Así es, nos dieron una mano, se agradece.
De Racing y kirchnerista... mirá si tengo para sufrir... jajaja.

Marcelo dijo...

Estimada Princesa, agradezco su comentario para con mi BLOG.
Confieso tenerle suma admiración, por su pluma y por su mirada diferente, pero siempre profesional, de nuestro bendito deporte.
Alguna vez me robó profundas lágrimas al recordar en un post de River (en mi blog)a su querido abuelo. Eso de matizar recuerdos con los sentimientos propios no puede compararse ni con un gol de media cancha en el clásico de barrio.
A sus órdenes.
MARCELO
www.efemeridesdeportivas.blogspot.com

mujerdeole dijo...

Austerlitz, qué manía usted...

Marcelo. Gracias por los elogios que aunque exagerados hacen bien. Yo tengo claro que mi pluma hace lo que puede pero sí trato de dar una mirada diferente y algunas pocas veces por suerte lo logro.
Y su blog realmente vale la pena.

Un beso amigos

Fernando Diaconi dijo...

Damisela,
disfruto mucho su blog pero no veo le dedique alguna palabrita a Independiente.
Espero ansioso, no nos discrimine:)

yo dijo...

Es la lucha de dos egos, ninguno mejor que el otro, dos divos
Riquelme es caprichoso y agrandado, en ese sentido se ajusta a lo que dice Gantman

Un hijo de la maquinaria de la que se siente outsider.

mujerdeole dijo...

Fernando, es cierto que no le escribo mucho del Rojo pero los tengo desde comienzos del camèonato como mis candidatos. Y lo reitero siempre que puedo. Eso no vale?

Yo, todos somos hijos de la maquinaria. No sé si Román es outsider de la maquinaria del fútbol pero por principios o por capricho desde hace mucho tiempo hace lo que tiene ganas y no se presta a muchas instancias que otros sí. Si le quiere le enumero algunas, a saber, lo vio en programas de Fantino o Tinelli haciendo pavadas? Se presta a reportajes que no sean exclusivamente futbolísticos en programas que no sean deportivos o en medios gráficos no deportivos?

Saludos

Matías dijo...

Muy buen artículo. Sinceramente Riquelme me encanta. Me queda la sensación de que se ha sido injusto con el, recuerdo una frase de José Pekerman diciendo que si Román jugara en Brasil se lo valoraría mucho más. Y es verdad porque está en nuestra esencia buscar siempre un culpable como lo era Riquelme cuando jugaba en la selección. Que tocaba para atrás, que era lento, que no se ría (como si reir te hace jugar mejor). Cuando renunció todos a masacrarlo porque renunciaba y cuando ya no estaba todos a pedirlo a gritos porque la selección no tiene conductor. Y ahí empezamos a masacrar a Messi y parece una cadena, siempre vamos a encontrar alguien a quien culpar. Riquelme sin dudas es uno de los mejores jugadores del mundo y eso no lo va a cambiar nadie. Abrazo!